Blogia
Ecos Del Alma

Textos en cooperación

Batallas, desiertos... y oasis

Batallas, desiertos... y oasis



¿Qué hacer con las ilusiones
cuando han caído sin vida?
Dispuesto a enfrentar legiones
en una carga suicida,
llevada por las pasiones
inicia la acometida,
cabalgando va el guerrero
con su espada de frío acero.

La batalla en el desierto
donde hay soledad y arena,
espejismo y desconcierto
al que el amor le condena,
con el corazón abierto
agonizando de pena,
aún con todo perdido
nunca se da por vencido.

Va buscando que la suerte
termine con la agonía,
lo preserve de la muerte,
le devuelva la armonía
y la alegría que inerte
resucite en este día,
y del castillo ya en ruinas
vea esperanzas genuinas


LoganFive



Ven a mi triste guerrero
nueva esperanza te espera,
despojará el frío acero,
que hay en tu alma prisionera.
Ven antes que el día muera,
y forjemos nuevos muros
le pondré de amor conjuros,
brillará, una nueva era.

La esperanza aún persigues
¡oh!, mi guerrero valiente,
no ves el oasis, sigues
sin encontrar aliciente.
El día besa tu frente
y te ofrece un nuevo sueño,
detente y sed de él su dueño,

es un amor que no miente.
¡Oh! mi guerrero perdido
¡ven!, te daré un nuevo sueño,
nunca te des por vencido
de mi castillo eres dueño.
Borraré tu amargo ceño
con mil dulces ósculos,
y atrás quedaran los bulos
del mal amor, ¡oh!, mi dueño.

HoneyRocio

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Julieto y Rosalía

Julieto y Rosalía

Escenas de la Obra Teatral: "Rosita y Julieto." (Tragi-Comedia).
Inspirada en la trágica obra de William Shakespeare. (Romeo y Julieta).

Obra en prosas y poesías, en la cual participan varios amigos escritores, amantes de la literatura. Idea y guión: Mauricio Quiroz, Poetas participantes: HoneyRocío y Mauricio Quiroz-

Julieto y Rosalía

Recargada sobre el tronco, la joven fijaba su vista hacia un punto cardinal en el horizonte por donde empezaba a elevarse el astro rey.

Era una joven hermosa, llevando su pelo suelto y que en el clarear del alba sus castaños cabellos se iluminaban en pequeños y delgados reflejos, que se matizaban dando luz a su rostro.

Julieto quedó embelezado, aunque desde atrás solo pudo observar su media forma, pues el resto del cuerpo se hallaba oculto tras el árbol. También pudo apreciar su bella indumentaria, como era de esperarse de las familias pudientes. Vestía un brial celeste, confeccionado con un tejido de sedas finas, entallado a la cintura y largo que le cubría los piecitos, y de mangas estrechas con los puños adornados. También llevaba por encima de este, un bonito cinturón del mismo color que realzaba su preciosa figura y por debajo, una falda algo más fina de color blanca, adornada con cenefas que se notarían sólo en su andar, al levantar la parte delantera para caminar.

Julieto: _ (Mauricio O. Quiroz)

Damisela amada mía
Muy contento estoy de verte
Quiero en mis brazos tenerte
Que poseas valentía
¡Quiéreme, mi Rosalía!
Acepta esta bella flor
Que te obsequio con amor
Su beldad no se compara
Si supiera te envidiara
¡Ya! ¡Quiéreme sin temor!

Pero Rosalía se mantuvo en silencio.
De modo que insistió.


Julieto: _ (Mauricio O. Quiroz)

¿Por qué no hablas o te mueves?
Ni siquiera dices algo
¿Ya no quieres a este hidalgo?
¿Mi vida, no te conmueves?
Rindamos los lapsos breves
Que el destino nos regala
El día viste de gala
Al saberte tan cercana
Parece una porcelana
Sin su risa de bengala.

Rosalía (Honeyrocío): _

Si tu amor me pudiese hablar
lo escucharía mi alma,
cual brisa daría calma
lo falso, haría callar.
Si a mi alma pudiese escalar
la cubriría con fuego,
borrando tu afán de juego,
a tu amar lo haría real
y tu alma sería leal...
pero solo habla tu ego.

Julieto: _ (Mauricio O. Quiroz)


Me ilusiona poder verte
Mis lágrimas se ahuyentan
Son ánimos que acrecientan
El pecho palpita fuerte
Retirándome la muerte
Al soñar que tú me quieres
Mas con el dudar me hieres
Quisiera darte más cosas
Un baño con bellas rosas
Y los besos que tú quieres.

Y los besos que tú quieres
Hasta un pedazo de estrella
Y si el corazón se mella
Aunque tu amor no confieres
Te lo doy si así prefieres
Con un poquito de amor
Marcharía el malhumor
Por esos labios de hielo
Te ofrezco el mismito cielo
Todo para mi primor.


Nuevamente la joven no contestó, sin siquiera observo la flor que le ofrecía.

Hubo un momento de silencio, el joven desconcertado, enmudeció al no escuchar respuesta. Por tal motivo cayó de rodillas abatido. Observó la flor, y en un arranque de rabia y frustración, decidió quitarle todos sus delicados pétalos. "Me quiere o no me quiere", parecía estarse diciendo, al mismo tiempo que pedía perdón a la planta, por lo que le estaba haciendo.
Rosalía al verle, salió del escondite para abrazarle.


Rosalía (Honeyrocío): _

¡Ay, Julieto!, ¡tu jardín y tus flores!
Al compararme con ellas me lástimas
Soy una más entre ellas, otra que amas
Prefiero ser tu oasis sin amores.

Si fuera la única de tus amores
Si mi amor fuera lo que mas estimas
Si tus labios con mentiras no arrimas
Tendría el amor felices colores.

Tu corazón es letal traicionero
Solo muero con pena por perderte.
Mi amor por ti no pudo ser artero

No mientas más, ¡Oh!, cruel aventurero
Deja que sueñe con este amor muerto
Que tu amor solo es, por ser un bulero

Julieto: _ (Mauricio O. Quiroz)


¿Qué debo hacer mi amor para que creas?
Es mi espíritu que se ha declarado
No miento al confesarme enamorado
Mas mi sinceridad, tú no deseas.

Ya ignoro si hablas en serio o bromeas
Mi alma se opone a partir de tu lado
No puede ser que sea tan desdichado
Con tus dudas mi amor solo maleas.

¿Qué debo hacer mi amor para que entiendas?
Ya no me mates con tu desamor.
No deseo argumentos que defiendas.

No puedo olvidarte ni lo pretendas
Mi corazón siente auténtico amor
Por favor, vida mía, no le ofendas.

Se abrazaron con fuerza, y luego se apartaron, buscando en los rostros las mieles en sus ojos, y algún indicio de amor de comunión entre las almas.

Rosalía (Honeyrocío): _

Es tu amor tan voluble, mi Julieto
donde va, nadie lo puede saber
pero olvido en tus labios mi deber
con mi amor que no puede ser discreto.

Extraño sacudimiento es tu amor
agita mi alma como ola en tropel
se que es tu amor solo triste oropel
de mi calma y razón un agresor.

Muero por besar tus labios y temo
es un volcán que me abraza en deseos
río, lloro por tenerlos. ¡Me quemo!

Es locura que exalta mi pobre alma
embriaguez divina al poder amarte
ni la cordura puede darme calma

Julieto: _ (Mauricio O. Quiroz)

Una vez besé cerca de tu boca
Con un soplo rocé tu comisura
Labio que ardía pidiendo dulzura
Y que en instantes siempre se desboca

Quiero esta vez poder besar tu labio
Y degustar tu boquita granate
Salir victorioso de este debate
Y considerarme de tus besos un sabio.

Quiero beber suspiros evocados
Quiero sentir tu sutil perfume
Y gastar tus labios encarnados

Quiero aferrarme y ceñirte muy fuerte
Tomar tu calor y sentir espasmos
Y apretarte al pecho hasta deshacerte

Rosalía (Honeyrocío): _

¡Ay amor!, haré caso al corazón
dejaré que este fuego nos abrace
ya no me importa nuestro desenlace
¡Ay, amarnos será hoy nuestra razón!

Bésame, mi amor, calla, sólo bésame
dejemos que nuestros labios engañen
sólo ámame sin razones que empañen
aunque la razón me dice va a pésame.

Que Dios y el cielo me protejan pido
porque con tu beso mi alma atarás
pero sin ti, es sólo amor desvalido.

Cuánto te amo, aunque sé que es un adiós
¿pero quién sabe? quizás cambies tú
¡beso yugo!, quizás ate a los dos.

Fue cuando en ese instante se besaron.

Pero de repente la moza se apartó del amparo de Julieto.

Rosalía (Honeyrocío): _

En un mar de tristes dudas navego
porque en este, tu fatuo amor no creo
pero estas ansias me vuelven tu reo
y por las llamas de tu beso ruego

La tierra se estremece alborozada
el viento repite un sutil te quiero
beso esos labios falaces y muero
como un ave acorralada y cazada

Tus besos son como troncos ardientes
sus llamas se deslizan por mi cuerpo
y mi alma sucumbe aunque sé que mientes.

Sé que es el principio de mi agonía
que estos, tus besos, me harán perecer
bésame, aunque sea por ironía.


Julieto entonces volvió a ceñirla con ternura, dándole así un diminuto beso en la mejilla. Un beso delicado, de aquellos que parecen ser transportados por una ligera brisa, cálida y delgada, que consuma el sutil contacto entre la piel y los labios.


Rosalía: _ ¿Eso es todo lo que tienes para ofrecer?

Julieto: _ No sé cómo demostrarte lo mucho que te amo.

Dicho esto, la invitó a sentarse en la hierba para platicar. Y tomados de la mano, Julieto no supo contener sus emociones y exclamó:

Julieto: (Mauricio O. Quiroz)

_ ¡Ay mi amor!
¡Si me dejaras tan solo acercarme a tu alma!
¡Si me permitieses profanar tus pensamientos!
Navegaría en el oleaje de la pasión de sus mares,
Aquellos de tus labios sensuales,
para despojar así tus sufrimientos
y doblegar a tu corazón.
Sintiendo la deliciosa humedad de tu boca
y aquellos suspiros etéreos,
evocados en lo ardiente del deseo,
que como llama se enciende
tan solo por un dulce beso
En ese instante
no aguantaría más
Y resuelto te amaría.

La joven al entender tales señales de amor, se dejo llevar por la emoción y sin perder más tiempo, como ave que hurta, siendo artera y rauda, le robó el beso.

Rosalía (Honeyrocío): _

Bebo de tus labios sutil vino
embriagas mi alma que a ti se entrega
vuela ligera, vuela a ti ciega
y en ellos, mi alma ve su destino.
¡Ay! amor, son un vergel tus besos
que me cubre con un sol ardiente
el miedo de ayer lo vuelve ausente
olvido tus pasados excesos.
Mi Julieto, mí amado Julieto
Ven, bésame, volvamos al cielo.

Sellaron sus almas con aquel beso
como conjuro del letal mañana,
quebrajada la muralla guardiana,
el amor en ella quedo confeso.
El alba cómplice los acaricia
en el jardín vibra cual real Eva
de aquel beso surge una mujer nueva
calla la razón, el amor desquicia.

La tempestad encallada en sus bocas
se aviva furiosa al unir sus labios
lavas candentes que se agitan locas
olvidando ella así, antiguos resabios.
Corre el gozo en sus agitados cuerpos
se desliza abriendo ríos hirvientes
derrumbando los desconfiados muros
la pasión sigue rumbos ascendentes
más que besos son fuegos de conjuros.

Rosalía (Honeyrocío):_

¡Para Julieto, detente!

Es tu amor una locura

¡Oh, Dios!, ¡Vuelve a mí, cordura!

no más tu beso candente

carentes de amor y alma

que el amor es más que sueños

y mañanas sin desdeños

Pobre alma mía, ¡Ven calma!

Adiós amor, Adiós sueño

tu amor es abatimiento

de este amor hoy me arrepiento

aunque seas ya mi dueño.

Ahora olvida Julieto

olvida este amor de sueño

¡Olvídame!, lo decreto.

Soy tu Rosalía muerta

¡Seré desde hoy la princesa!

Julieto (Mauricio):_

¿Serás consorte del Príncipe Escala?

Debe tratarse de una tonta broma

Mas en tus labios la risa no asoma

¡No puedes ser una mujer tan mala!

¿Por qué me ilusionaste así, chavala?

¿Has venido solo a dejar tu aroma?

Traición siento, mi alma se desploma

¡Esa alianza vuestra es enhoramala!

Cruel cortesana, cuanto te abomino

Ansiando tu mal, que sea él estéril

¡Lo maldigo! ¡Y tú seguid su camino!

Mi vida ya carece de destino

Porque mi existir se declara inútil

Pronto llorarás por tu desatino.

Luego de decir tales palabras, esculcó entre su ropa la daga que le quitaría la vida. Y cuando finalmente la halló, vociferó:

Julieto: _ ¡Adiós mundo cruel, más nunca te veré!

Rosalía, en ese momento sintió un tumbo dentro de sí. Sus latidos se aligeraron, como si el corazón quisiera salírsele del pecho y un dolor punzante se manifestó en señal de angustia. Por tal motivo, puso su mano en el lado izquierdo de su pecho, mas la quitó rápido para no ser sorprendida in fraganti, en aquel acto reflejo de su inquietud.

Ya Julieto con la daga en mano, se acercó a la joven que continuaba estática sin hallar qué hacer. La sujetó de un brazo y con el puñal puesto en el cuello de la doncella, exclamó:

Julieto: _ Debería matarte por traidora, pero mi muerte os dolerá aun más...- dijo con furor, para luego acabar su despedida con un diminuto beso.

Luego la soltó y empujó hacia atrás para que no estorbase. Después tomó el arma con ambas manos, llevando sus brazos hacia el frente y por encima de su cabeza, para crear el impulso necesario y dar fin a su pesar.

Clavaría la daga al vientre, cuantas veces creyera necesario hasta conseguir darse muerte.

La joven con la esperanza de salvarle, se acercó entorpeciendo el espacio personal de Julieto, impidiendo momentáneamente la ejecución de aquel acto bárbaro. Luego le dio así una cachetada que le sacudió por entero y desarmó al caérsele la daga al suelo. Ansiando herir su orgullo le dijo:

Rosalía (Honeyrocío):_

Julieto no seas tan dramático

sólo es un lamento de tu ego herido

tú, al rechazo no estás aguerrido

¡Ay! eres del falso amor fanático,

Maldices y amenazas con tu muerte

en el fondo sabes que sólo mientes

son palabras que a mí llegan inertes

no dejaré que perturbes mi mente.

Si morir quieres, aquí ten mi daga

hiere tu corazón bien traicionero

así dejarás de ser una llaga.

Muere si así lo deseas, ¡Mátate!

no culpes al amor, de esta tu suerte

tú me has matado, ¡estamos empate!

Julieto: _ ¿Que me mate? ¿Consientes mi suicidio? Veo has ofrecido la daga que llevas en tu cinturón como defensa. Pues entonces viviré, para que seas infeliz.

Entonces Rosalía le dio la espalda y empezó a caminar en dirección de su corcel, que la aguardaba plácido bajo la sombra de una higuera.

Julieto: _ ¡Se volteará a verme, lo sé!

Pero Rosalía continuó impasible, sin voltear una sola vez.

Se acercó al caballo y quitó el nudo del amarre. Enseguida se colocó justo del lado izquierdo de la montura y sujetó las riendas que reposaban en el cuello del animal, frente al pomo de la silla. Después con el pie, volvió el estribo hacia ella y delicadamente levantó la falda para no pisarla, luego apoyó su pequeño pie en el estribo y con la mano en el arzón, se impulsó desde el suelo, transfiriendo su peso al pie izquierdo y las manos, para finalmente quitar la mano del arzón y pasar la pierna derecha por encima de la grupa del caballo. Así montó, como toda una princesa, sin brusquedad sobre la silla.

Posteriormente miró al joven y se acercó con el corcel donde se encontraba parado, y dijo:

Rosalía: _ Espero algún día conozcas el verdadero amor.

Y al contrario de lo que vos pensáis, os deseo felicidad.

De repente:

Rosalía: _ ¡Oh Julieto! ¡Mi Julieto...! ¡No has puesto los amarres a tu potro! ¡Tú caballo se ha ido! ¡Tendrás que volver a casa a pie! ¡Corred a ver si le alcanzas...! ¡Adiós, mi amor!

Julieto: _ ¡Oh no! ¡Ya veo y observo que no es hoy mi día! ¡Caigo en cuenta que al verla, olvidé por completo al inepto!

Pero confuso con la situación, no supo si perseguir al animal o si seguirla a ella. Y al final, sólo quedó observando aquel triste cuadro. El de su amada que huía de allí, dando su espalda al sol y a los recuerdos.

¿O quizás no? (Por Mundoaparte y HoneyRocío)

¿O quizás no? (Por Mundoaparte y HoneyRocío) La gente de San Gabriel no sabe de fiestas, ni de celebraciones. Alejados del mar solo viven del campo y de viejas historias, algunas de ellas, contadas a través de muchas generaciones, se han deformado hasta convertirse en leyendas inverosímiles que solo pueden ser posibles en las mentes seniles de quienes los cuentan. Solo son sesenta y siete habitantes, todos ellos ya muy viejos para tener hijos. La última pareja capaz de darle algún retoño al pueblo se marchó cuando pudo, escapó sin remedio a un lugar donde el tedio no sea el pan de cada día y las historias sean un poco más reales.
San Gabriel es un pueblo fantasma condenado a morir...o quizás no.

Gian y Rocío cansados de la vida de ciudad, con sus agitados ir y venir, con su moribundo espacio, su falsa felicidad y la soledad acompañada, decidieron buscar un oasis para iniciar sus vidas.
Sus corazones y el amor a las pequeñas cosas hicieron que un día se encontrasen.
Aun lo recuerdan
-¡Hola Rocío!
-¡Hola Gian!
-He pensado mucho en ti. Me gustaría estar contigo en una playa, sentados en una rustica mesa y observar el mar. Mirarte y allí me atrevería besarte.
-Yo te dejaría si tus besos saben a sal. Adoro el mar.
-Saben a sal y sol. Nuestros cuerpos, allí con el mar comulgan.
-¿Y al besarnos crearíamos el alba?
-Al amarnos seriamos alba.
-¿De verdad te gusto?
-Si, ¿no sabes que amo las cosas pequeñas? Y tú, eres como ellas. ¡Mi pequeña!
- Las amas porque en ellas está el amor: en la gota de rocío al besar la rosa, en la estrella más pequeña que nos mira, en la sombra de una solitaria palmera que intenta robar del mar una ola o en el suspiro que acalla unos labios.
-En mis manos en las tuyas, en tu aroma en mi piel o en tu voz y un te quiero.

Gian y Rocío sintieron que su amor necesitaba aire, cielo, estrellas. Encontraron San Gabriel, un pueblo casi fantasma, donde sus pocos habitantes habían olvidado la belleza de soñar, el sentido de vivir.
El pueblo poseía la belleza de antaño, sus campos exhibían la belleza creadora, las aves revoleteaban libres, con esa libertad que no ha dañado la mano humana, su río besaba la tierra y sus cristalinas aguas cantaban con pureza. Se olvidaron del mar.

Sus sesenta y siete habitantes, viejos y cansados, tenían demasiadas historias, inverosímiles a veces, pero tan maravillosas que era un caudal para aquella pareja que compartía también el placer de plasmar en letras la vida.
Su llegada al pueblo causo revuelo, impregnó de esperanzas aquellos corazones, áridos por el tiempo y volaron los recuerdos.
La vida, aun pequeña, asomó tras los cansados ojos de los habitantes de San Gabriel. Un pueblo fantasma. ¿O quizás no?

Y fue que no.

Giancarlo Fonseca (mundoaparte)
http://www.loscuentos.net/cuentos/local/mundoaparte/
y HoneyRocío
Mayo 2006©

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Entre libros, fantasmas, fantasías y amor

Entre libros, fantasmas, fantasías y amor Un cuento y diversión en cooperación:

Autores:

Purpurinagirl…http://www.loscuentos.net/cuentos/link/192/192352/

HoneyRocio… http://www.loscuentos.net/cuentos/local/honeyrocio/

Capítulos

Entre libros, fantasmas, fantasías y amor. Capítulo I (Purpurinagirl y HoneyRocío)

Entre libros, fantasmas, fantasías y amor. Capitulo II

Placer extremo. Capítulo III (Purpurina)

La Librería. ¿Sueño o pesadilla? Capítulo IV (HoneyRocío)

Escritores Invitados

Akeronte... http://www.loscuentos.net/cuentos/local/akeronte/

Troya... http://www.loscuentos.net/cuentos/local/troya/

Migueltr... http://www.loscuentos.net/cuentos/local/migueltr/

clown_is_alive... http://www.loscuentos.net/cuentos/local/clown_is_alive/

peter_6... http://www.loscuentos.net/cuentos/local/peter_6/

Castillo... http://www.loscuentos.net/cuentos/local/castillo/

DandyFrescura... http://www.loscuentos.net/cuentos/local/dandyfrescura/

Ideazul… http://www.loscuentos.net/cuentos/local/ideazul/


Capítulo I
No creo que Rocío, tuviera idea de lo ansiosa que estaba por su llegada, para colmo de males el vuelo del puente aéreo, tenía cuarenta minutos de retraso. Problemas climáticos en Buenos Aires, habían demorado la partida del boing 737.
Cosa rara, el tiempo, cielos grises por allá, sol intenso sobre Montevideo.
Llevaba más de una hora esperando en el aeropuerto, cuando anunciaron el arribo del vuelo 522, al fin, la espera terminaba.
Nuestras conversaciones cibernéticas, intercambios de cuentos y poesías, hicieron que sin darnos cuenta nuestra relación se convirtiera en una linda amistad.

Por suerte el Sr. Castillo, invitó a Honey a Derqui y de ahí a Montevideo es una pasada.
Esperaba verla aparecer de un momento a otro, sin embargo los trámites aduaneros estaban demorando más de lo normal.

¿No traería algo ilegal esta chica dominicana?

Al fin la vi asomarse entre una multitud de pasajeros, que saludaban a sus familiares y amigos.

Enseguida la reconocí, igualita a las fotos que me había mandado.

Pensé -Linda muchacha la caribeña.

Mi voz se hizo escuchar entre tanto ruido, la llamé mientras avanzaba hacia nuestro encuentro.

-¡Honey! Acá ¡ Honey!

Besos, un abrazo interminable, frases entrecortadas y nuestras risas, se mezclaron, ahí mismo en la mitad del salón del arribos.

- Que bueno Camila, al fin nos conocemos.

- Si, es buenísimo, me vas a tener que contar que tal estuvo el encuentro con el Sr. Castillo. ¿Ese cuentero no es un poco extraño?

- Jajaja...para nada, Camila para nada, después con más tranquilidad te paso a contar toda mi estadía en su casa.


Entre las dos acomodamos el equipaje en el auto y empezó nuestro viaje hacia mi casa . No dejamos de charlar durante todo el trayecto, le conté que hacía muy pocos días me había mudado a un apartamento con vista al Río de la Plata.

En medio de la charla le digo a Honey:


-Antes de llegar , vamos a parar en el centro comercial, necesito un par de libros, para que sean mis compañeros esta noche, vos ya sabes de mis promiscuidad.

-Si, si, Camila, lo sé, aprovecho y consigo el último libro de Mario Benedetti.

Hasta el momento todo venía siendo normal, sin nada relevante, pero en la librería, ocurrió un suceso que cambiaría el curso de nuestras vidas.

Después de estar un buen rato mirando esos mundos de palabras que se encierran entre tapas, Honey pregunta:

- Camila, ¿en esta librería nadie nos atiende?

- Voy a buscar a la empleada, ya nos miró de reojo y se hace la que no nos ve.


- Perdón- le dije a la joven que estaba sacando libros de una caja y ordenándolos en el suelo.

- Estamos buscando el último libro de Gabriel García Márquez

- ¿Cuál es?- pregunta con cara de no saber de que le estaba hablando

- “Memorias de mis putas tristes”

- Ni idea si tenemos ese libro.

- “El porvenir de mi pasado” de Mario Benedetti. .¿lo conoces a Benedetti, no ?

Con el tono más tonto que he escuchado, dice:

- No, no sé ¿quien es ese tal Benedictis?, fíjate por ahí a la derecha, por algún lado debe estar, si vos decís que es tan conocido.

- ¿Perdón? ¿No se supone que vos sos la encargada de buscarlos?


- Perdóname flaquita, yo soy nueva acá, y no tengo la más mínima idea, donde están los libros que buscás.

- ¡Ah, bueno! Esto si que es cómico, sos la encargada, no sabes lo que te pido y tenés la desfachatez de decir que los busque yo.
¿Sabes lo que pasa? (Tono irónico de mi parte) , deben ser autores, no muy conocidos todavía.

Me di media vuelta, busqué a Honey y salimos comentando lo insólito de la situación:

- Qué loco, ¿no? Alguien que no sabe quien es Benedetti, como puede estar al frente de una librería.
Camila, tengo que confesarte que sueño con ser la propietaria de un lugar donde además de vender libros, sea el punto de encuentro de personas amantes de la literatura, la filosofía, tener un día a la semana talleres, algo bien a nuestro estilo... ¿Qué te parece?

- ¡No te puedo creer! Tenemos el mismo sueño.

Desde ese instante en el shopping, donde nos dijimos nuestros sueños, hasta ahora, instaladas en casa, en ningún momento dejamos de hablar de lo bueno, que sería tener entre las dos, un lugar así de mágico.

A Rocío se le iluminaba la cara, le brillaban los ojos, y yo no paraba de hablar y hablar, estábamos las dos excitadas por saber que podríamos hacer realidad nuestra fantasía.

- Te explico, la situación es esta, mi abuela me dejó una casa antigua, muy hermosa, con una arquitectura estilo ingles, es impresionante lo que genera esa edificación, te remonta a otras épocas, cuando las personas, se dedicaban a cultivar su espíritu. En Londres hay un barrio, frecuentado por intelectuales, que tiene casas de ese estilo. Le llaman la calle de los intelectos, se reúnen escritores, profesores en letras, músicos, filósofos, un sin fin de personajes, te juro que parecen que se escaparon de algún libro, de alguna poesía. .

- Rocío, escucha bien, porque tengo una propuesta para hacerte:
¿Te animarías a poner una librería conmigo y ser socias?


- ¡Claro que sí!, ese siempre ha sido también mi sueño. Un lugar que además de ofrecer libros tenga salones para talleres, charlas, reuniones y lo más importante con un personal que, además de conocer de libros, sepan atender los clientes. ¡La casa de tu abuela seria el lugar ideal! ¿Estas segura, Camila? Mira que me quedo aquí.
Ya me parece estar viéndonos, tú con tu promiscuidad y yo con mis amigos fantasmas, ¡un éxito! ¡Derqui no volverá a ser el paraíso para ellos!

- ¿Tus amigos fantasmas? ¿Estás loca, chica?

- Jajaja, no pongas esa cara amiga, no estoy loca. Te cuento.

Después de contarle a Camila todo lo ocurrido en Derqui, la vi más entusiasmada aún, Cami en su promiscuidad lograba placer mientras le leían, su rostro reflejo la emoción de imaginar que sus lectores fueran los mismos autores que tanto le deleitaban.

- ¿Y tu crees que se mudarían para acá los fantasmas?- me pregunto llena de emoción
- Claro que si, en la reunión hablaron de buscar un lugar mas idóneo, una librería seria ideal y en la casa de tu abuela, aun mejor. ¡El ambiente perfecto!
- ¡Fantástico! Entonces ¿lo hacemos? ¿Socias?
- ¡Socias!

Después de hacer todos los trámites, mudarme a Montevideo, sacar las licencias, restaurar la casa de la abuela, comprar libros, mobiliarios y un sin fin de detalles, nuestra librería quedó aun mejor de lo que soñamos.
Solo nos faltaban dos detalles: invitar mis amados fantasmas y contratar dos ayudantes.
Cami y yo somos dos chicas agraciadas, para muchos hermosas, aunque de diferente estilo. Ella rubia y yo morocha.
Aunque nuestro interés es la librería, enseñar el amor por la buena lectura, difundir la literatura y tener un lugar donde los nuevos escritores se desarrollaren; no podíamos dejar de reconocer que la imagen de las propietarias y sus empleados era importante.
Necesitábamos dos imágenes masculinas que atrajeran a nuestros clientes femeninos.

-Rocío, ¡nos ha quedado hermosa! ¡Es perfecta!

-Si, ¡Nuestro sueño hecho realidad! Ahora, a buscar ayudantes. ¿Pusiste el anuncio?

- No, más tarde lo pondré. ¿Vas hoy a lo de Castillo?

-Si, el vuelo sale a las cinco. Ya me comunique con él. ¿Sabias que él está muy mal herido? El Troya lo hirió, por tu culpa y en su locura se casó contigo y según él estas muerta y dejaste un hijo. Jajaja, suerte que Castillo no lo acusó, me contó que comprendió que fue por tu amor y sus celos. ¡Pobrecito! En fin ya están bien.

-¿Mi culpa? la de sus celos, yo no hice nada. Bueno, salvo mi promiscuidad, vos entendés.

-¡Ay!, Cami... jajaja
¡Wow! es tarde me voy o perderé el avión. Pon el anuncio…besosssssssss

-¡Suerte!, lo haré. Besossssssss

Esa misma tarde en varios periódicos y en la página de Los Cuentos. net, se leía:

Se buscan empleados para Librería

Requisitos:
Sexo masculino, buen físico, conocimientos literarios, escritor novato, escritor de prosas, buenas relaciones con público. Buen sentido del humor. Que no tema a los fantasmas y discreto. Edad. Sin límites.
Beneficios:
Buen sueldo literario. Hospedaje. Participación en talleres y reuniones con autores consagrados. Oportunidad de exponer sus obras. Diversión.
Para entrevista:
Depositar un texto:
Tema: ¿Por qué nos convendría contratarlo?
Extensión: A su consideración

Al otro día de la publicación de los anuncios, las respuestas empezaron a llegar:


curriculum vitale de :
Akeronte

Nombre del aspirante: Akeronte Sadja
Nacionalidad: una ciudad posmoderna.
Edad: algunos dicen que 25, otros 30.

¿Por qué contratar a tan curioso sujeto?

Akeronte Sadja siempre ha buscado que la literatura sea el pilar de las sociedades, puesto que enseñan mucho más que la escolarización misma. Un tiempo estuvo trabajando en otra librería de fama, y de aquella experiencia adquirió los conocimientos necesarios para atender a los clientes que buscan los sueños perdidos y los anhelos encarcelados. Su fuerte es la prosa, ya que la poesía quedó enredada en un ramillo de oscuros sentimientos. Es de mente oblicua, no tiene problemas en convivir pacíficamente con fantasmas propios y ajenos, siempre y cuando tomen bastante tinto. Es todo un galán del mundo de los mortales, su sonrisa cautiva y motiva a una deliciosa charla literaria que puede terminar en la compra de un buen libro... o en otras circunstancias que por el momento no vienen al caso. ¿O sí?. Pero, sin irnos por las ramas, es un ávido lector de Kenzaburo Oe, Yasunari Kawabata, Milan Kundera, José Saramago, Roberto Bolaño, Antón Chejov y Edgar Allan Poe como para no extendernos en listas de mercado sin sentido. Servicial, pasional, escritor compulsivo, lector desbocado, orate sensible y soñador.

Cualquier noticia de aceptación o rechazo, por favor dejarlo en el LDV del participante Akeronte.

P.D. Si realmente es muy necesaria la parte de la imagen de tan pintoresco trabajador, favor solicitar una foto del mismo por correo electrónico.
---------------------------------------------------
Curriculum vitale de Troya :

Señor gerente de personal
o a quien corresponda:

De mi mayor consideración (queda bien aunque no sea cierto):

Me dirijo a Ud. con el fin de extenderle mis datos curriculares, los cuales, enumero a continuación:

- Hice la primaria (siempre volvía con el guardapolvo roto)
- Y la secundaria (donde me hice la idea de nunca postergar un sueño)
- y estoy en medio de mis estudios universitarios (los cuales, me dieron a entender cuan fácil son de cambiar las personas)
- A veces pierdo el hilo de la realidad
- Hablo con los gnomos del jardín
(lo primero que me dijeron fue "los ojos siempre abiertos")
- En mi tiempo libre salgo a trotar por los parques de esa foto vieja de la revista.
- También vuelvo a la realidad cuando quiero.

El problema es que cada vez quiero menos.

De mi menor consideración:
Me dirijo a Ud. para que tenga a bien NO contratarme para desempeñar tareas en su empresa, ya que si bien nunca fui indolente, me gusta demasiado soñar con que todo va a salir como yo lo espero. Aunque muy pocos compartan mi punto de vista. Y si llego a trabajar para usted, no le quepa duda de que no perdería el tiempo y trataría de enamorarla desde un primer momento.

Antes de despedirme de usted, le devuelvo ésta moneda.

Muchas gracias, y espero ansioso el llamado para saber como tengo que ir uniformado. (Si es que consideró vale la pena arriesgar por mi compañía)
---------------------------------------------------
---------------------------------------------------
Curriculum vitale de migueltr :

¿Por qué deben contratarme?

Mi abuelita siempre decía que yo era muy bueno y muy decente, esa es mi mejor recomendación. Ahora que si desean checar referencias, va a estar medio difícil porque la viejuca, murió hace a algún tiempo. Además del dicho de mi abuela, que nunca dijo mentiras, les conviene contratarme porque: El capitalismo ha perdido su encanto para mí, por lo que no cobro mucho; me conformo con pago en especie (libros). Se cocinar muy sabroso, plancho, lavo y me molesta el desorden. Me considero un Renaciment man por lo que las artes, ciencias y oficios son mi especialidad, todos los días procuro aprender un poco ( y olvidar un mucho), procuro extraer de la vida su esencia. Los fantasmas por lo general no me espantan y la muerte en particular a mí me pela los dientes.

---------------------------------------------------
clown_is_alive

A ver, señoritas:

En atención a vuestro proceso de selección para proveer el cargo de "Vendedor de Librería, me permito sugerir mi nombre.

Mis datos:

Nombre: Clown In The Moon
Residencia: Obvio, ¿no?
Edad: Digamos que cumplo con el requisito.

Habilidades tengo varias... pero veamos, en relación a lo que se solicita.

Sexo Masculino: Sí. Uno. Y abundante, si quieren saberlo (¿ya vieron el tamaño de mis zapatos?)

Buen físico: Se hace lo que se puede, pero no hay quejas. Ya pasé la revisión técnica de los 30 sin faltas. Sin maquillaje me veo mejor, dicen.

Escritor novato: Novatísimo. Bastaría leerme.

Escritor de prosas: Podemos hacer el intento.

Buen sentido del humor: Soy payaso, ¿lo notaron?

Que no tema a los fantasmas: Nooo... a lo único que temo es a los payasos (por algo será).

Discreto: Shhhhh...



Me interesa además lo del "Buen sueldo literario"... ¿pagarán en libros?... ¿o en palabras ("muchas gracias", por ejemplo)?... ¿o pagarán con una metáfora de dinero?... bueno, el asunto es que me interesa, y más aún con eso del "hospedaje".
---------------------------------------------------
Peter_6

A quién corresponda:

Por este conducto les notifico mi interés por colaborar en su prestigiosa librería, estoy seguro que soy la persona que ustedes buscan ya que una de mis mayores pasiones es la literatura, y también tengo un gran gusto por la escritura, sobre todo de cuentos. He sacrificado mi amor terrenal por el sublime placer de la lectura, mis hijos adoptivos son los libros y las historias que ellos contienen mis amantes. He estudiado con gusto y dedicación las diferentes etapas literarias, desde los primeros escritos judaicos y arameos pasando por los filósofos griegos y latinos hasta las diversas corrientes clasicistas como los naturalistas: Magdalena Gaveta, Humberto Zamora, los Místico barrocos: Rocío Noboa, Marissa Cuerda, Victor Hugo Resina; los costumbristas: Luis Garvos, Vicente Arce, Oscar Rodríguez, los eróticos: Cecilia López, Camila Meister y los Irreverentes: Edgardo Castillo, Lucas Cohen, Lechuga; los humoristas: Guido Jiménez, Valentina Jara.

Perdí el temor a los fantasmas, a dios y al diablo a la edad de 6, ya que mi madre solía encerrarme en el ático de la casona cada vez que hacía alguna travesura, lo cual era muy frecuente.

Como la honestidad es una de mis mayores cualidades, he de decirles – muy a mi pesar - que el único requisito que no creo cumplir es el del físico. Anexo mi fotografía para que juzguen por ustedes mismas y me den la razón. Mi ojo izquierdo es mas grande que el derecho lo que hace parecer que tengo un tic nervioso aun y cuando mi semblante pareciera el de un hombre serio y equilibrado. La gorra alpina, aunque me da cierto aire de espontaneidad y jovialidad, tiene el objetivo de cubrir la rala cabellera color castaño oscuro que ya deja sendas entradas en mi coronilla y también me cubre las canas de las sienes. En cuanto al cuerpo, les diré que soy chaparro, chaparro pero de músculos firmes y resistentes, hasta ahora no ha habido actividad física alguna que los haya humillado, pero desgraciadamente mi metro sesenta y cuatro me pone automáticamente fuera del alcance de las chicas hermosas, las que privilegian el físico antes que la inteligencia y el buen sentido del humor, espero que no sean ustedes de las que pertenecen a este grupo.

Para cualquier duda y esperando contar con su amable preferencia,

Atentamente,

Peter_6

p.s. Olvidé decirles que no soy una persona ambiciosa, como todo buen bohemio, con que tenga un techo, vino y arte me basto.
---------------------------------------------------

ideazul

Hola! Escribo respondiendo al aviso publicado por ustedes para unirse al proyecto tan interesante de abrir una librería, en un concepto simplemente genial, de hacer las cosas como se debe, por amor al arte, las letras y por compartir esa pasión con otros como nosotros.

Me gusta el proyecto porque me encantan las letras; porque desde siempre me han impulsado, como viento fuerte mar adentro, a navegar como pirata en su carabela: ansioso, expectante y curioso, a explorar los horizontes de otros, a saquear sus tesoro pensamientos, adornarme con las joyas de su conocimiento, tomar de rehenes a sus musas, y perseguir afanoso las rutas marcadas en sus mapas secretos en la búsqueda fantástica de la gloria, del elixir de la vida, la esencia afrodisíaca de las flores de la pasión eterna, las pócimas sagradas de la poesía, los secretos de la longevidad… jajaja (locura). Búsqueda que al momento me ha llevado a descubrir de la vida las cosas más simples… las que ya había visto, las que nacen de donde vengo… las que siempre tuve a mi alcance antes de ser pirata… Y antes que naciera la conciencia. Así que he viajado tanto, enfrentando tantos peligros; navegando tantas noches en la más negra de las oscuridades, enfrentando fantasmas, los míos y los ajenos, para descubrir como ya he dicho antes, que la vida, como la marea que acaricia la playa, te llena y te vacía, con el color intenso de una flor, en la expresión de un beso, en el obsequio maravilloso del aire que respiro, en la mirada dulce de una mujer apasionada y en los movimientos felinos de su coqueteo, en su rubor anunciando un pensamiento profano… En la travesía, la luna mi musa, el sol ardiente mi fuerza, las tormentas forjándome el carácter, y el océano azul llenándolo todo, lo que veo y lo que no alcanzo a entender, envolviendo entre sortilegios, magia y fantasía de letras, un universo de signos, símbolos y señales que expanden pensamientos, que matizan sentimientos, que iluminan con la ciencia y encandilan con el soplo de la intuición…

Así que si les sirve, diré que mi fuerte es la curiosidad, la contemplación y la pasión… Que mi fuerte es mojarme con la lluvia caminando entre la montaña, embriagar la razón y hacer el amor con toda pasión, platicar con Dios en la playa, escuchándole entre oleajes y el centellear de las estrellas… Charlar con la gente, encontrar un amigo, darme en lo que soy, compartir lo que tengo… Tejer prosas y poemas con palabras y pensamientos, utilizando los sobrantes de lo que llena mi vida. Mi fuerte es disfrutar una buena canción, compartir un vinito, y saben que más..? Descubrir y gozarme con las personas su don y su magia, inclusive antes que ellos mismos supieran lo que tenían para compartir.

---------------------------------------------------
DandyFrescura

Curriculum Vitae

Datos de ningún interés general

Nombre: DandyFrescura

Lugar y fecha de nacimiento: Un pueblo tercermundista cuya fecha no puedo acordarme.

Profesión: Nadador (no hago ná, ná de ná).

Personalidad: Buscapleitos por naturaleza.

Ocupaciones pasadas: Profesor sustituto, administrador café internet, holgazán.

Pasatiempos favoritos: Contar chistes (No sabe contarlos, en realidad la gente se ríe de él, no con él), ser un “Don Juanito” (sin comentario alguno), rascarse el ombligo, tomar tinto, leer y beber cualquier cosa que tenga etílico.

Cinco frases que me harán triunfar en la librería:
-Buena idea jefa!!!
-Jefa, está usted muy bonita hoy.
-Cuando llegué ya estaba así.
-La culpa la tienen los fantasmas.
-No digas que fui yo.

Formación Académica:
Eterno estudiante universitario.

Informática:
Conocimientos bajos-muy bajos-paila a nivel usuario:
-Windows
-Procesadores de Texto: Microsoft Word
-Hojas de Cálculo: Excel
-Bases de Datos: Acces
-Internet

Referencias:
San Jonito

¿Porque convendría contratarme?
Yo soy el gran maestro DandyFrescura y después de haberme tomado un delicioso chirrinche, y en pleno uso de mis facultades mentales plenamente alteradas, afirmo que soy el más apto para tal labor. Además del puesto de trabajo relacionado, les podré ofrecer las que consideren oportunas en caso de que me las soliciten. Al ritmo que toquen, bailo.
(la verdadera razón por la que estoy interesado en entrar a la librería, es para enredarme sentimentalmente con Camila para poder así adueñarme del negocio y exprimirle cada centavo, jo jo jo soy muy malo :P)
------------------------------------------------------
Ciudad Fantasma de Derqui. 28 de marzo de este año

De mi mallor considerasión.
Tengo al agrado de dirijirme a ustedes con el ovgeto de ofrezer mis cerbisios como empleado de la librería que Uds, tan dignamente van a dirigir cuando la abran, si ez ke las autorisan las autoridadez que autorisan. Ojala laz autorisen, porke si no ze ponen con un emolumento yamado koima, ba aser difisil que las autorizen. Lla le pasó a un amigo mio, de mi amistad, qe no le kieren autorisar el hotel porke no qere pagar dicho emolumento.
Pazo a contarles mi kurri culo. Soy nazido en la vecina orilla, no la del Uruguai, zino la ke esta al otro lado de la kordillera, del lado de allá, que se yama Chile, haze ya tanto tiempo qe me olvidé qe naci.
La qe no ze olbida es mi ermana, qe tiene metido entre seja y seja qe yo travaje para zer un ombre de vien. Zoi zoltero de a ratos, pero no porke no me gusten las mujeres, sino porqe no me dan vola. No zoi como mi amigo Troya qe parece qe hoy es y mañana tanbien.
Me gustan mucho los livros, ezpesialmente los de tapa dura y qe tengan muchas figuraz y fotos. Pero fotos que digan la berdá no komo esa ke bí el otro dia en los cuentos , donde una minita sale con el pelo vien largo y teñido de morado...pero de ezpaldaz. Azí no bale!
Güeno, en ezpera de un yamado para una interviú (entrevizta en cheko) me dezpido de ustedes con un gran veso.
PS. Tengo los lavios gruesos, pero no zoi un negro jetón.

Sin otro particuliar zaludo a Uds, mui atenattamente

Edgardo Castillo

2º. PS. Pueden pedir maz datoz míos en la comizaria de Derqui, donde me conosen mui vien.

Capitulo II

Volviendo de Derqui

Llegué al aeropuerto y nadie me esperaba. Estaba muy cansada del viaje a Derqui y un poco desilusionada, ya que Castillo volvió a escapárseme (con lo que sueño con ese madurito) pero por otro lado había convencido a mis fantasmas famosos trasladarse a nuestra librería. Hasta le había ofrecido una dependencia retirada del caserón para sus tertulias, lo cual terminó por convencerlos. Esto me consolaba un poco, le había quitado a Castillo sus fantasmas. Ese tonto ahora enamorado de una tal Miranda. ¡Grrr!. Fastidiada tome un taxímetro y para colmo tenía el peor chofer que he visto. Mal conductor y con un terrible temperamento.
Todo esto, por culpa de Camila, ella sabía que llegaba hoy. Claro, la muy sabia debe estar trabajando horas extras con algún entrevistado y eso, que solo le interesa su promiscuidad. ¡Ni ella se lo cree!

-¡Hola!, ¿hay alguien en casa? – como lo pensé debe estar con uno de las entrevista, me dijo ayer que eran guapísimos o ¿será con Troya?, supe por Castillo que sabe del empleo y está aquí. Ojalá este curado y no nos proporcione problemas.
¡Ay!, Camila, que enamorado te consigues…

Después de un buen baño, bien acompañada por una gran copa de helado (mi pasión), me senté en el escritorio. Encendí la PC y entré a la Página de los Cuentos. Allí estaba nuestro anuncio y los currículos que por ahora habíamos recibido.
Veamos…

Akeronte
Posee experiencia con librerías. Escribe bien. Algo ambiguo… En cuanto origen y edad. Un poco prepotente, vanidosillo. Se vende bien.

Troya
¡Lo sabía!, está aquí. Jajaja nos recomienda NO contratarlo, desobediente, enamorado, rebelde… esa es su oferta, Jajaja, ¡Wao! Camilita buen prospecto. Este te lo dejaré a ti, yo de este ciclón ni opinaré.

El _ Amo
¡Mira que bien! Una interesante oferta. Socio Capitalista. Mmmm, lo guardaré una nunca sabe.

Clown_is_alive
¿Vive en la luna? ¿Ver el tamaño de su zapato?, ¡Ah!, ya entendí, jajaja ¿y eso de que sirve en una librería? ¿Se maquilla? Mmmm, en su foto no esta mal el tipo, pero ¿por qué hace tanto énfasis en el hospedaje? ¿Será un enfermo sexual o un ladrón? No sé… Aunque parece interesante. (Jijiji, ¿será por lo de los zapatos?)

Peter_6
Serio y formal el tipo…culto, sincero, escribe bien; (déjame ver la foto). Vaya, vaya, interesante y madurito como me gustan... Mmmm. (Vitiis nemo sine nascitur) Además económico. Me gusta.



Ideazul
¡Un pirata!! Un romántico navegante de las letras, escribe bien. Apasionado. Observador. Interesante, me agrada.

Son buenos todos, nos será difícil elegir. Creo que a este paso tendremos más de dos empleados.
Déjame pensar que tenemos…
- Cinco salas de lecturas: Sala didáctica, Narrativa, Lírica,
Dramática y Oratoria.
-El área de informática con su ciber-café
-La biblioteca
-La librería
-El taller de prosa
-El taller de poesías
-El Comedor
-Salón de conferencias, fiestas, películas y otros.
Además de las oficinas administrativas.
Tendré que hablar con Camila, podemos tener varios empleados. El problema es el costo.
Bueno, mejor voy a descansar, ya mañana estudiaremos bien los currículos y demás con Camila. Jajaja, bueno… menos el de Troyita…
ese es problema de ella.

------------------------------------------------------------------------------------------- -
- ¡ Qué tarde se me hizo ! ¡ Las 7 de la mañana, estoy destrozada !
¿ Porque razón no abre esta maldita puerta?, con las ganas que tengo de una cama.
¡ Ufa!, ¡ HoneyRocío no sabe que no se puede dejar la llave puesta !
¿ Será la venganza por no irla a buscar al aeropuerto, la pasada noche ?

No en vano pasé muchas horas de mi infancia en esta casona de los abuelos, las veces que me escapé cuando nadie me veía. ¿ Para qué necesito la puerta principal? Hay demasiados pasajes secretos en esta casa, los cuales conozco como la palma de mi mano. Podría probar con las puerta de las cocheras, que comunica con toda el área de servicio, tuve suerte, está abierta, no fue necesario escalar ningún muro.

Me disponía a subir las escaleras, cuando escucho una voz que me sonó a rezongo.

- ¡ Bonitas horas de llegar !
Te estaba esperando para desayunar y ponernos a trabajar, es imprescindible que hoy quede resuelto el tema de los empleados, es mucho mas complicado de lo que imaginamos.

_ ¿No puede esperar para luego del almuerzo?
¡Necesito una cama, urgente! Se me parte la cabeza.

- Camila Meister, dúchate, 2 aspirinas, café cargado con mucha azúcar y en 15 minutos en el escritorio.

Para mis adentros pensé: Si Honey Rocío, piensa que estamos en época del servicio militar vamos a tener guerra... sin duda.

Después de estudiar las dos juntas los datos de los postulantes...

- ¿Qué te parece, Camila?
- Qué tenías razón, está complicado.
- Por lo que te conozco, Troya va hacer el primer empleado contratado... jajaja...
- Nada que ver, Honey Rocío, no mezclo el trabajo con el amor.
- No? Yo pensé que sí, entonces me quedo más tranquila.
- Estoy esperando, el informe del psicólogo que lo está tratando o de lo contrario, la respuesta del Sr. Castillo, antes de tomar una decisión precipitada, te imaginas un desquiciado entre nosotras, demasiado riesgo.
Lo que no quiere decir, que no lo invite a leerme sus cuentos.
Dominicana? Entre nosotras, a cuál le tenés más ganas?

- ¿La verdad? Al mexicano Peter_6.

- Jajaja.. A mi profe de gramática! Buena persona, ayer lo llamé, me paso una canción buenísima.

- Mira que rápida sos Camilita, no sabias que tenías tanta confianza con Peter_6.

- Ay Honey Rocío, muchas cosas, te van a sorprender de mí, jajaja. ¿Sabes qué? Ya esta decidido, las cosas difíciles hay que hacerlas fáciles, los contratamos a todos, dinero hay de sobra, y considerando el horario extenso que vamos a tener, hacemos dos turnos, de 12 horas cada uno.

- ¿Cómo es eso? Las 24 horas abierta?

- El ciber y el café literario, las 24 horas mí querida amiga, la biblioteca y la librería solo de 9 a.m. a 19 p.m.

- Me parece bien, en cuanto a nosotras nos repartiríamos los turnos.

- Magnífico Honey Rocío, me voy a dormir, hasta la noche no se te ocurra llamarme, y a propósito encárgate de comunicárselos.


- ! Cami ¡Castillo me mandó un e- mail.

_ Hazte cargo, yo no estoy para nadie más

Honey Rocío habla sola en voz alta....

Castillo
Este currículo me ha encantado, demuestra un hombre con una gran imaginación, una capacidad de redacción y conocimiento del lenguaje. (Además me gusta el viejito este) Jajaja, si creía que por sus errores ortográficos lo desecharíamos... ¡Se equivocó!
He resultado más viva que él.
Jajaja

Capítulo III

Tengo miedo. Hoy tenté al destino y sufro la culpa en la piel. Me dejé llevar por placeres extraños y siento ahora… en éste cuarto… esa fuerza, casi como una presencia que acecha desde los rincones de cada oscuridad. No me atrevo a voltear. Tengo miedo… hasta de respirar.

Puedo culpar una persona, un día o hasta una acción. Pero en realidad fue ese libro maldito de esa maldita biblioteca de esta maldita librería.


Todo empezó cuando lo descubrí escondido en las profundidades de ese estante. Estaba sucio y lleno de polvo. Lo limpié y su título pronunciaba Ritual. Su aspecto era tenebroso y aún más esa sensación de paranoia al sostenerlo. Cada ruido se acrecienta y la sensación inquietante de sentirse observada. Lo abrí. Y al ver su primera hoja se me cayó de las manos al suelo. Ahogué un grito cuando observé mi imagen en su hoja. Y debajo, la fecha de editado. Cien años atrás. Mire para todos lados en el preciso momento que se cerró una puerta y las cortinas comenzaron a moverse, a pesar de las ventanas cerradas. Miré mi reflejo en el espejo y desvié rápidamente la vista. Me hubiera dado un ataque si se me llegaba a aparecer un rostro.

Recogí el libro y a pesar de que mis manos temblaban, di vuelta las hojas. Era el ritual para matar una hechicera. Una bruja que yo conocía muy bien. Era mi abuela. Cuando cerraba el libro, no sé, fue un poder que hizo detenerme en esa última página. Era… era el método para contrarrestar su muerte. Ahora sí lo cerré, pero ésta vez sabía muy bien que es lo que tenía que hacer.

Subí a la terraza cargada de los elementos que me harían falta. Coloqué cuatro troncos de madera y tiré encima alcohol de quemar. Luego encendí un fósforo y prendí la fogata. El fuego ardía en combustión. Arrojé en él una moneda antigua, regalo de un mago, un mechón de mi cabello y lo más extraño… el libro decía que en el colgante que llevaba en mi cuello, que pasara de generación en generación, se escondía el tercer ingrediente. Lo arrojé a la hoguera. Y por último, arranqué la hoja con las instrucciones y arrojé, tal como decía allí, el libro.
Luego saqué la polaroid del estuche y empecé a tomar imágenes a discreción.

Según había leído… conseguiría el poder si lograba capturar los demonios que habían poseído llevándose a mi abuela. Así lograría retornarla a la vida.

El fuego se consumió en su totalidad.

Y luego descendí al cuarto en donde me encuentro ahora. Tengo miedo. Siento la presencia sobre mis espaldas.

Volví a mirar la foto. Y volví a descubrir el primer demonio.
Allí estaba, entre medio de los dos barrotes de arriba. Un rostro enmascarado. Su ojo, su nariz. Y esa mirada con las llamas de fondo. Oigo puertas que se cierran y se abren.

Miro la segunda foto

Es terrorífico y a la vez demasiado bizarro para ser real. Allí… allí alcanzo a distinguir a… ¿Dios? No puede ser. Entre esas llamas, en la de la izquierda, casi en el medio, como una presencia casi en gris. Veo el rostro con su frente y sus ojos, luego su barba y el pelo blanco que le cae por el pecho… y debajo su cuerpo con las manos cruzadas.
Las puertas dejan de golpear. Una sombra aterradora cubre la casa. Oigo susurrar Camila y se me estremecen todos los músculos del cuerpo. Ya no puedo retroceder más. Estoy de espalda a la pared. Miro la tercera foto.
Y se que es el final. Que así finaliza mi vida. El mismo demonio que en la foto quiere comer mi cabeza, con su ojo resplandeciente en amarillo y sus alas hacia arriba y hacia debajo de la imagen, está atravesando en éste preciso momento la pared que se enfrenta a mi campo visual. Hace frío… mucho frío. Ya no tengo miedo. Así estuvo planificado desde el principio del destino. Doy unos pasos hasta quedar en el centro de la habitación. Extiendo mis brazos y dejo que la bestia se introduzca en mí.

Mis ojos destellan durante un milisegundo ese candor amarillo de la magia negra y se apagan. Levanto del suelo las fotos y subo a la terraza. Reavivo el fuego con la mirada y las tiro al calor del olvido. Allí comienzan a desintegrarse en un llanto agudo. Luego desciendo a la casa. Tengo hambre, pienso, en realidad, es mi abuela la que tiene hambre, luego de décadas de abstinencia. Voy hacia la puerta principal, justo cuando los postulantes para el trabajo comienzan a ingresar, y mis venas sedientas de sangre se regocijan de solo pensar en sus prontas muertes.

Capítulo IV

Estoy oculta en este apartado rincón de la biblioteca, necesito pensar. La vida junto a Camila no es como creía y el sueño de tener una librería, con todas las facilidades, se está volviendo una pesadilla. Tengo puesto mi corazón en este sueño, pero me pregunto si no cometo un error. No puedo explicármelo pero presiento que algo está mal.
Hasta mis queridos fantasmas se han ocultado, ya no siento sus presencias. Mi único consuelo es la próxima llegada de nuestros empleados. Sobre todo la del interesante mexicano y mí querido Castillo, aunque este último sé que viene obligado por la hermana y estoy segura que hará lo imposible para que lo despidan.
¿Camila, que busca aquí? No deseo que me vea. Necesito soledad.
¿Qué le pasa? ¿Qué será ese libro que la ha asustado? ¿Me acerco a ella?
¿Pero qué hace? ¿Para qué prende una hoguera? ¿Por qué quema el libro? ¿Qué hace? ¿Un hechizo? ¡Santo Dios! ¿Qué es eso? ¡Son demonios! ¡Oh, Dios!
¡Dios mío, la rodean! ¡Dios, ayúdame! ¿Quién es esa mujer que se apodera de ella? ¿Su abuela, dice? ¿Vampiro? ¿Qué está pasando aquí?
¡Cuánta maldad! ¡Cuánto dolor! ¿Por qué deja que la destruyan así? ¡Es un vampiro!
¡Camila se ha vuelto un vampiro! Tiene sed de sangre. ¡Nos va a matar a todos!
Está mirando para acá, me va a ver. ¿Qué hago?
-¡Quieta mi niña!
- ¡Gabriela, Poe, Dumas! ¡Volvieron!... ¡Ayúdeme!
- No te ve, no temas, nosotros no lo permitimos.
Camila me mira y sin embargo no me ve, mis adorados fantasmas son como un escudo que me oculta. Siento que mis piernas flaquean y poco a poco me envuelve la oscuridad. Me desmayo.


-¿Dónde estoy? ¿Dumas, Poe? ¡Camila!, ¿qué sucedió? No entiendo nada, esos demonios. ¡Es un vampiro!- pregunto al despertar recordando lo sucedido.
- Tranquila, estas a salvo. Si, el mal habita en su cuerpo. Está poseida.
-¡Los empleados!, ¡hay que ayudarlos!
-Solo había llegado uno y lamentablemente ya no podemos hacer nada.
-¿Uno? ¿Quién?
- Un tal clown_is_alive
-¿El de los zapatos? ¿Qué le pasó?
- Lo mato.
-¡Dios!
-Honey, Gabriela está buscando tus cosas, debes irte. Ve a donde Castillo, allí con calma decidirás que harás.
- Dumas, ¡Castillo, Peter_6 y los otros! Hay que evitar que lleguen.- Una risa me interrumpe.
-¡Ah, bueno! ¿No querías que viniera?- dice Castillo.- Acabo de llegar y ya me estas despidiendo, jajaja, ha sido más fácil de lo que pensé.
- ¡Castillo!, Gracias a Dios, estas a salvo.
-¿A salvo? ¿Y estaba en peligro?, Se lo dije a mi hermana, ustedes son dos locas.
Le conté a Castillo lo sucedido, no me creyó, pero Dumas y Poe se hicieron visibles y lo convencieron. A regañadientes acepto mi regreso a su quinta, no sin antes advertirme sus condiciones, no podía desaparecer otra vez y debía dejar de enamorarlo. A él le gustan las mayorcitas y aunque no lo dijo, temía a mi hermano.
Decidimos esperar los otros empleados y nos quedamos ocultos junto a Dumas, Poe y Gabriela. Yo sentía deseos de salir corriendo de aquel lugar, pero no podía permitir que Camila asesinara a esos chicos o lo que sería peor los convirtiera en vampiros.

No sé cuanto tiempo pasó, solo sé que para mi fue eterno, hasta que vimos acercarse un autobús, allí estaban los chicos. Akeronte, Troya, Migueltr, Peter_6 y Dandyfrescura.
Castillo lo detuvo evitando se acercaran a la casa.
Nos costó un enorme esfuerzo convencerlos de lo sucedido, pero lo logramos.
Cuando ya nos disponíamos a marchar Troya nos detuvo.
- ¿Qué pasa Troya?- le preguntó Castillo
- Me quedo.
-¿Estas loco pibe?
- Si, por ella. Tengo que salvarla. No puedo dejarla así.
Lo miré y vi en sus ojos el gran amor que sentía. Castillo lo miró con tristeza.
-¿Estas seguro, amigo?
- Tú sabes que sí.
-Bien. Es tu decisión.
Troya bajo del autobús y sin volver la cabeza caminó hacia la casa, su corazón lo llevaba al encuentro del amor o la muerte.
Mientras el autobús se alejaba, me quedé mirando su figura hasta que se perdió detrás de la puerta que su amada abría. Me pregunté, al cerrarse la puerta, si el amor podía vencer el demonio que habitaba en Camila.
Castillo, como si me hubiese escuchado, dijo - El amor es poderoso, ¿quién sabe?
En ese momento entendí que el amor no muere sólo nos abre nuevos caminos.
Partía con tristeza, dejaba atrás un sueño, la librería, tres amigos, uno muerto y dos con un destino incierto, pero cargaba la certeza que por amor nuevos sueños nacerían.


Con agradecimiento y amor a:

Purpurinagirl, mi amiga dividida, macabra y querida.
clown_is_alive y sus zapatos (que no lo salvaron)
Akeronte por su alegre y su buen texto. Se vende bien.
Troya por su incansable amor a la chica púrpura y por su amistad.
El _ Amo por su ofrecimiento aunque luego lo retiró.
Peter_6 por ser un chaparrito serio, buen escritor, buen mozo y muy interesante.
Ideazul por regalarnos su hermoso texto de sueños de pirata.
migueltr por su interesante y buen texto.
Castillo por regalarnos su gran imaginación, hacernos reír y ser un mayorcito interesante.
DandyFrescura por su frescura y bello texto
y a todos los que de un modo u otro compartieron esta locura.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres