Blogia
Ecos Del Alma

Beso

Beso



“Hay un reflejo deeee mujeeeer… miráaaaandose en el espejo… de los deseos.” David DeMaría




Hoy te quise de nuevo. Como cada cinco minutos de todos mis días. Que te acercaras y me miraras, pero no con los ojos. Que me precisaras de otra forma, casi como te necesito yo ahora. Sin palabras que sobran ni enojos que nos pelean. Así, en silencio. Los dos, tomados de las manos. Acercando mis labios a los tuyos. Borrando esos besos de otros, rescribiendo tu boca nueva para mí. Cada centímetro dibujado por mi lengua como la recuerda, a su antojo cada pliegue de tus labios que son como los soñaba. Esa boca tuya que es mía, que la creo cien veces y la lloro otras cien más. Recorro el borde de ese beso y guardo tu sabor por miedo a no tenerlo. Borro tu pasado e invento un nuevo suspiro. El que exhala un gemido cuando besa mi boca una boca como la que dibujo con mis ganas de bajar y de caer de nuevo en la locura de tu cuerpo. Pero me quedo en ese beso eterno que no lo siento. Vuelvo a dibujar tus labios con la esperanza de que no queden más ruinas y caigo una vez más en la tentación de morderte con mis dientes. Sentir tu labio blando en mi boca y concebir en cada milímetro de mi lengua cada parte dulce de la tuya. Jugar a reinventar emociones y fingir sorpresa como la de ese primer beso. Que es como éste nuevo que diseño para vos, con sensaciones raras como la de tu lengua bordeando húmedamente las ganas de mis labios, y tu nariz buscando ese lugar justo que encaja con mi nariz, y se quedan así, respirando cada una el aire que se escoce de la otra. Y otra vez esa respiración acompasada que me hace tragar saliva sin separarme de tu boca. De esa boca que proyecta mapas inconscientes que ayudan a mis manos a llegar a donde quiero. A ese cuerpo que también deshago y construyo de nuevo, sin él, sin sus huellas en la piel que reinvento. Sin caricias que no son mías y que extraño.
Hoy te quise de nuevo… pero como ayer y anteayer y la semana pasada y la anterior… fueron cinco minutos que solo fueron… cinco minutos en mis largas veinticuatro horas de un día en ésta vida sin vida. Triste y sin vos.

Lucas Cohen (troya)

http://www.loscuentos.net/cuentos/local/troya/ 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres