Blogia

Ecos Del Alma

Corazón Cansado (Soneto)

Corazón Cansado (Soneto)

Corazón cansado, sueño perdido
un verso, un beso, vibra el deseo
un sentir, temer, saber, no poseo
¿Cómo olvidar si nos mata cupido?

¡Ay!, si este, mi amor fuese compartido
si olvidar no fuese un simple falseo
nada puede este amor con su siseo
solo silencio, amor desvalido.

Cansada el alma, triste, busca olvido
trata de encontrar un nuevo destino
con un corazón que sigue embebido.

¿Cómo amará con tu amor revestido?
¿Cómo desandar el cruel camino?
¿O será amar con un amor fingido?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

En alas del sueño

En alas del sueño

Cuando en la noche sutil le envuelven
las alas del ángel de los sueños
mi alma corre feliz a tu encuentro
escucha tu corazón dormido
y penetra mi amor a tus sueños.

Abres tus labios, suspiran míos
nuestras almas confundidas aman
rompiendo el puente que las separa
uniendo así nuestra tierra y cielo.

Vuelan las almas, unidas huellas
invisible anillo las sujetan
y cargadas de armonía, viajan
asidas de amor, feliz se besan.

Cuando en la noche sutil le envuelven
las alas del ángel de los sueños
nuestras almas libres al fin vuelan
olvidan el alba, solo sueñan.

Abrázame

Abrázame

Abrázame, dame sueños
borra ese ayer y mis miedos
con latidos más risueños,
serenos, tiernos y quedos.

Abrázame, conviérteme
en la tibia piel de tu alma
en el amor que no teme
y en la verdad que te calma.

Abrázame, somos uno
con ese amor que no muere
al alba como tenue humo
y con adiós que se espere.

Abrázame, en el silencio
escuchando los latidos
que el amor lo sentenció
amar no es de uno, es de dos.

¿A dónde va?

¿A dónde va?

¿A dónde se va el amor cuando muere?
¿Quizás a un campo santo o al desierto?
¿O tiene un lugar en perdido puerto?
¿O herido fallece, sin quien lo espere?

¿Dónde va cuando su latir no escuchas?
¿Cuándo en tu cuerpo su fuego no quema?
¿Cuándo triste el olvido lo desflema?
¿O estas cansado de imposibles luchas?

¿A dónde va? dime tú, ¡Oh!, dime ¿A dónde?
¿Es amar bellas letras de un poema?
¿Qué hago yo con este amor que me quema?
Tú que lo olvidas, tú, ¡Oh!, amor, responde.

De corazón a corazón

De corazón a corazón

No quiero palabra falsa
ni desatar tus pasiones
a mi alma eso no le alcanza
ella busca otras razones.

No pido que la conviertas
en esclava ni la encierres
pues libre dará sus vueltas
será tuya si la quieres

Amar son vuelos sinceros
almas que buscan sus sueños
una nube, dos viajeros
sus almas, iguales dueños.

Amar es decir un mío
sintiéndose un tuyo luego
es también en ti confío
simple, y nunca ser un juego.

Quiero un real, Yo te quiero
de aquellos que son eternos
con un sentir muy sincero
donde siempre hay un tenernos.

Quiero amar así con todo
sin esa carencia de alma
amar, encontrando el modo
de ser yo tu eterna calma.

Carta de Cupido a Honey.

Carta de Cupido a Honey.

Siempre he tratado de besar tu alma, pero huyes continuamente. Eres ágil y evades todas mis saetas. Ahora al menos mi alma roza tu mejilla, pues tú me lo permites. De algún modo te vas debilitando. Descuida, también me siento vulnerado. Esta condición humana es difícil de sobrellevar, ahora todo es tan molesto. Hasta una lluviecita puede enfermarme. Pero el sacrificio bien vale la pena.

Por ti, me he vuelto mortal. He dejado mi divinidad solo para poder amarte. Soy la esencia que personifica al amor reencarnado en hombre.

Aunque estés lejos de igual manera quisiera besarte, porque para besar tu alma no necesito llegar a tus labios, tampoco para susurrarte al oído, necesito aproximarme. Porque aunque ya no sea una deidad, puedo pedir entonces colaboración al viento, así percibirías una cálida brisa e imaginarías que es mi sutil aliento.


¡Ay mi amada! Te cantaría al oído para que aquietes y puedas dormir. Plácida y lánguida empezarías a cerrar tus ojitos, y yo muy atento me aprontaría para acudir a tus dulces sueños. ¡Oh! ¿Pero qué estoy diciendo? Me he vuelto humano y jamás he sido el dios del sueño.

Entonces solo me queda tener la oportunidad de estar contigo, para velar tus sueños estando a tu lado.

Para mi Honeyrocío.

Mauricio Omar Quiroz

http://www.loscuentos.net/cuentos/local/mauricioomarquiroz/

Poemas de Otoño

Poemas de Otoño

Desde el silencio

Transcurre el tiempo acallando sueños
diluido su veneno el alma solloza
desde el silencio se agitan los recuerdos
con la mirada marchita, la piel cansada
yace el cuerpo en cama de pasión vacía.

El corazón aun late juvenil y presuroso
la boca aun sabe al ultimo profundo beso
calladas las ansias repiten ¡no he muerto!
Desde el silencio una luz rebelde asoma
conjurando el tiempo, busca, reclama
se eleva y en la mirada dice, ¡no he muerto!

Se mira, se toca, sorpresa, no se reconoce
surcos de la vida, como mapa, ve en su cara
su pelo, ahora un paisaje de nieve lo cubre
desde el silencio el deseo duerme sin calma
y pregunta,
¿Por qué no lo ven, aun soy la de antaño?


Desde este rincón

Desde este rincón eterno
una triste voz te llama
es el alma como trueno
porque su amor se derrama.

Porque su amor se derrama
es pasión que en vuelo viaja
en la soledad de su alma
por ti su amor se quebraja.

Envuelto el llanto en el trueno
recorre sin detenerse
dado por ti cual veneno
espera por ti vencerse.


Amor que agoniza

Es tu amor el recuerdo que agoniza
en los vastos desiertos del olvido,
arena de batalla ayer rojiza
sin el eco de un adiós cual quejido.

Es solo un amor que marchó a destiempo
ángel viajero con alas caídas,
solo vil sentir, muerto por el tiempo
lágrimas de ayer, del hoy, penas idas.


Sin promesas

Ven callado, suavemente
se como viento de aurora
riega mi campo ya ausente
de horas de pasión que añora.

Recórreme con tu boca
has florecer esta piel
surgiendo lo que provoca
ven, ¡OH! mi amado corcel.

Calla, no prometas nada
nada puedo prometerte
solo volar sueños de hada
y amarnos hasta la muerte.

Ven callado, suavemente
nada puedo prometerte
riega mi campo ya ausente,
así, ámame hasta la muerte.


Amor de otoño

Cuando los años se van escapando
el otoño llega y cubre los días
naciendo en todo el cuerpo nuevas ansias
esas, que cansada piel, van borrando.

Entonces, vuelve a brillar tu mirada
el negro vestir se torna de rojo
alzas la frente olvidando la nada
y buscas contemplarte en otros ojos.

Vuela el alma entre sus sueños tardíos
y a el amor, a lo lejos, vislumbra
cual sedienta lo convierte en su dios
que, como luz, la penetra y deslumbra.

El amor juega volviéndose esquivo
y como agua, se escapa entre los dedos
y nos mira sonriendo, ¡tan altivo!
dejándonos alma fría y con miedos.

A pesar que el nuevo amor nos asusta
no dejemos que la esperanza muera
es ella quien mantiene nuestra justa
razón , es del otoño piel y hogera.


Desencuentro

Llora, alma, cubierta de silencio
mas allá de lo que es comprensible
mas allá del tiempo y el suplicio
llora y tu estrella, aquella, se aleja
confundidas las lagrimas viajan
en busca de un camino posible.

Con sus alas rotas se acompaña
el tiempo marca lo real, ríe
el corazón, necio, no percibe
y el camino se retuerce, ondea,
desespero paralelo, vence,
el andar se hace lento, tardío
y a la cita no acude, se pierde.

Desencuentro, repetido surge
el destino mira, niega, vuela
las almas solo luchan y luchan
nadan en el mar de su mal sueño
de su creida y valiente quimera
de su doliente y muerto suspiro.

Muere la razón, lo permitido
aun camina en total desencuentro
aunque la voz grite otro te quiero
el alma llora, sigue el camino.

Solitaria viaja sin adiós
su destino cruzar los senderos
repetir cada vez, un no eterno,
ya no llora, solo entiende, vive.


Llegarán

Llegarán olas a bañar tu playa
llevarán los sueños y versos míos
aquellos donde el corazón se explaya
cubierto de ansias, besos y rocíos.

Llegarán y cubrirán tu vacío
te amarán sin cadenas y sin tiempo
llenando así el cuerpo de amor tardío
y no serás más, solo pasatiempo.

Llegarán muy silenciosas y ocultas
elevándote, remontarán vuelo
ese fuego de tu alma, allí sepultas
y serán la paz en tu desconsuelo.

Llegarán puras aun adormecidas
esperan ser parte de tus anhelos
del amor con esperanzas asidas
aguardarán la hora de tus deshielos.

RM

Te presiento

Te presiento

Te presiento en lágrimas de otoño
en ese color ocre y marchito
en el surgir del frágil retoño
en el vuelo de amor infinito.

Te presiento en eterna búsqueda
en la febril lucha por no olvido
en las huellas de aquella vereda
en ese corazón forajido.

Te presiento en un adiós cansado
en un amor de eterno viajero
en el latir de un sentir callado
en la muerte de ese sutil sueño.

Tu imagen en mis ojos...Por: Juan E Jara

Tu imagen en mis ojos...Por: Juan E Jara

Cuando observo tu cuerpo…
siento que la irrealidad
absorbe la voluntad.
El instante se desvanece,
lejos de ti..
Los pensamientos
tejen momentos supuestos
de tiempos lejanos, arcaicos
de otras dimensiones,
donde el piano roza el oído,
y el violín anuda el espíritu.
Siempre atrapante es la vida,
es extraña, fascinante,
recuerdo,
la vez que disfrutamos
otros besos, otros nombres,
en otras vidas.
Siempre perenne somos,
El mismo camino constantemente nos une.
Tal vez, sepas lo que siento,
Tal vez, sabes quien soy
serán mis ojos distraídos,
los que seducen tu alma.
Vida tras vida,
tus manos suavizan mi barba,
tu cuerpo se pega siempre en mi,
como mariposa
perdida en un invierno crudo con sus alas mojadas,
frágil, indefensa, clamante de calor.
en este divague
a la luz del día, con los rayos del sol,
rayando mi frente
nada importa
si lo que escribo es con el alma
aunque atraviese el túnel
gritaré tu nombre
para despertar de este eufemismo.
Claro, que con ganas de morder
esta sensación, este instante
donde soy un fantasioso
donde tu forma de ser
desintegra la razón.
La vida nos es igual
en esta caverna de platón.
Si no estamos los dos.

 Juanjara

 http://www.loscuentos.net/cuentos/local/_juanjara/                                             

 

EL TATUADOR –ANTE UN GRAN RETO - Por: SOL-O-LUNA

EL TATUADOR –ANTE UN GRAN RETO - Por:  SOL-O-LUNA

EL TATUADOR –ANTE UN GRAN RETO (Dedicado a HONEYROCIO)

EL TATUADOR –ANTE UN GRAN RETO (Dedicado a HONEYROCIO)


LA MITAD DE LA BELLEZA DEPENDE DEL PAISAJE, Y LA OTRA MITAD DE LA PERSONA QUE LO MIRA.

Vivía en un ático muy iluminado y con buenas vistas al mar. Rondaba sólo los 30, pero eso no era obstáculo para que le considerasen el mejor tatuador del mundo desde hacía más de ocho años. A pesar de cobrar muy caros sus servicios, nunca le faltaban clientes, todos quedaban contentos y se lo recomendaban unos a otros. Había tatuado en lugares indecibles a personajes públicos, pues era sabida y muy apreciada, su discreción. Antes de hacer cualquier tatuaje, se entrevistaba con la persona que quería convertir un trozo de su piel, en parte de su arte, para recordarle o hacerle comprender que un tatuaje es para toda la vida.
Nunca tatuaba a menores aún teniendo el consentimiento de sus padres.

Aquél día se lo había reservado sólo para hacer entrevistas. Estaba cansado de tanto trabajo. Las entrevistas eran una forma de trabajar, pero sin cansarse tanto.
Dio paso a la última visita del día, y entró ella.
Delante de él se sentó una bella mujer de color ébano. Enseguida la reconoció a pesar de haber concertado la visita con un nombre que no era con el que se la conocía internacionalmente como una de las mejores top-models del momento.

-Tome asiento por favor. Mi nombre es...
-Ya sé su nombre y sé de su reputación, es por eso que estoy aquí. Mi nombre ya lo debe de tener escrito en su ordenador, o fichero o en lo...“a mí que me importa” lo que utilice. Entiendo que quiera entrevistarse con las personas antes de hacerles un tatuaje, pero quiero que sepa que no tengo toda la vida para hacérmelo, quiero lucirlo cuanto antes.
-Ya sabe que mis honorarios son altos ¿verdad?
-No me importa. Me gano muy bien la vida, como usted puede suponer. Le pagare su trabajo sin ningún tipo de problema.-Dijo ella con un aire de superioridad increíble. Era como si estuviese actuando subida sobre una gran pasarela mientras el público no perdía detalle de cualquiera de sus movimientos y gestos.
-Ya entiendo, el dinero y la belleza que le sobran es justo lo que le falta de educación.
-¿Cómo dice?
-Creo que si hasta ahora me ha oído perfectamente, habrá escuchado sin problemas lo que le acabo de decir, ya que no he variado ni un ápice mi tono de voz.
-No me levanto y me voy porque sé que es el mejor tatuador que hay en el mundo, o al menos eso dicen de usted, que sino ya habría abandonado su despacho.
-Pues eso, mejor nos calmemos los dos y o cambia de actitud o no hay nada más de que hablar.- A ella le sorprendió la reprimenda e intentó cambiar sus modales tranquilizándose un poco -¿Qué parte de su cuerpo quiere que le tatúe?
-Quiero que tatúe todo mi cuerpo, todo menos la cara.-Dijo ella, que se había levantado y empezaba a desnudarse.
-¿Todo? ¿Está usted loca? Pero ¿Qué está haciendo? –Dijo el tatuador deseando que continuase quitándose ropa a la vez que le pedía que dejase de hacerlo ¿Quiere dejar de desnudarse?
-¿Acaso no quiere ver el lienzo de piel que le ofrezco para que lleve a cabo su obra de arte definitiva? No me diga que no ha soñado nunca con la propuesta que le estoy haciendo.
-No sé de qué me esta hablando.-Dijo él muy nervioso viendo ante sí un maravilloso cuerpo desnudo que no podía dejar de mirar.
-¿Le gusta lo que ven sus ojos?
-Sí, quiero decir, no sé...
-Ja, ja, ja, es cómo todos, sólo un hombre.
-Y usted ¿qué se cree que es?
-¿Un monumento viviente?-Preguntó ella divertida.
-Mire, creo que es mejor que abandone mi despacho inmediatamente. Hemos empezado con mal pie y a cada momento que pasa es peor-Dijo él intentando poner paz y serenar los ánimos y deseando que la hermosa mujer no abandonase la estancia.
-Si salgo ahora por esa puerta no volverá a verme nunca más. Perdón sí, me verá en televisión, en la prensa... -dijo ella levantándose de la silla y subiendo ostensiblemente el tono de su voz.
-¿Quiere callarse de una santa vez? ¿Me deja hablar? ¡Siéntese!-Gritó el tatuador. Ella quedo un tanto sorprendida pero no perdió su aire de superioridad.
-Usted dirá, soy toda oídos –dijo la modelo poniéndose en pose de prestarle la máxima atención y habiéndose vuelto a sentar en la silla, pero esta vez completamente desnuda.
-Lo mejor será que hablemos exclusivamente de trabajo ¿de acuerdo? –Ella no dijo nada.-Bien, vamos por partes ¿Qué dibujos quiere que le tatúe?
-Me da igual el motivo. Quiero sentirme una obra de arte.
-Creo que lo que usted quiere es ser una obra de arte viviente.
-No exactamente, lo que quiero es ser una BELLA obra de arte viviente.-Le rectificó ella levantando el tono de voz al decir la palabra bella.
-Ahora es muy hermosa, pero llegará un día en que...
-Ese día ya llegará cuando tenga que llegar, pero mientras quiero disfrutar y hacer disfrutar mi cuerpo.
-Entiendo ¿quiere vestirse?
-¿De verdad quiere que lo haga?
-No, espere, déjeme mirarla. Quiero saber que se podría tatuar en su piel que le quede como anillo al dedo.-Ella se dejó mirar por él todo el tiempo que quiso.-Ya puede vestirse. Espero que sepa que tatuarse la piel hace algo de daño y que requiere tiempo, paciencia.
-Claro que lo sé. El tiempo no será problema, me voy a tomar unas vacaciones, que bien que me las merezco. ¿Ya sabe que...-Le iba a preguntar mientras se vestía.
-Déjeme pensarlo durante la noche. Pásese mañana a esta misma hora, pero si viene, quiero que sus modales sean los adecuados, de lo contrario y sintiéndolo mucho, le tendré que decir que no puedo trabajar para usted.
-De acuerdo, hasta mañana entonces.
-Hasta mañana.

Desde que ella salió de su despacho, el tatuador no se la podía quitar de la cabeza, mirase donde mirase, ella se le aparecía sin previo aviso. Pensó que al menos por la noche podría dormir tranquilo, pero también visitó sus sueños.
El día siguiente, a pesar de tener mucho trabajo, se le hizo muy largo hasta que por fin llegó la hora de la cita con ella.

-Maestro ¿ya sabes que dibujos tatuarás en mi hermoso cuerpo? -Preguntó ella dándole la mano a modo de saludo.
-Llámeme Saúl.
-No te pienso llamar Saúl, te llamaré Maestro. Por cierto, a mí me puedes llamar como quieras mientras no me faltes al respeto.
-Si es así, la llamaré Eva.-Dijo él algo pensativo.
-¿Eva? esta bien, me gusta.
-He pensado tatuarle el edén.
-¿Con serpiente y manzana?
-¿por qué no?
-Ja, ja, ja, me gusta la idea.-dijo ella mientras iluminaba la estancia con su sonrisa.
-¿Cuándo quieres que empiece a trabajar? –Preguntó él percatándose del cambio de conducta que había experimentado la mujer de un día para otro. Ahora le trataba de tú a tú.
-¡Vaya! He conseguido que hasta me tutees, ja, ja, ja. ¿Quieres empezar a trabajar ahora?
-¿Ahora? –Preguntó él.
-¿Por qué no?
-Es algo tarde y estoy cansado pero…de acuerdo.-dijo él. Ella empezó a desnudarse sin decir nada. El silencio casi se podía cortar con un cuchillo como mantequilla caliente hasta que él dijo:

-Hoy no hace falta que te desnudes, voy a empezar por tus pies.
-Es para sentirme más cómoda ¿Te incomoda?
-No. Túmbate allí por favor.-Saúl le señalo lo que parecía una cómoda camilla.
-A sus órdenes, Maestro, o ¿tengo que llamarle Adán?-Bromeó la hermosa mujer.

Empezó a tatuarle por los pies. Le dio por mirar un momento la cara de Eva y vio que estaba con los ojos cerrados y haciendo muecas, pero a pesar del dolor, de sus labios no salió ni un pequeño lamento.
La noche devoró lentamente la luz solar mientras el tatuador se esforzaba en sacar lo mejor de sí mismo para que aquella bella piel se transformara en una más hermosa, aunque esa era una misión casi imposible.

-Ya está bien por hoy –dijo él después de tres horas de trabajo. Ella miró su piel sin decir nada.-Se ha de dejar reposar, mañana lo verás mejor.
-Eso espero dijo ella.

Se despidieron y quedaron para el día siguiente, y el siguiente, y el siguiente.
Él soñó con ella como cada noche desde que la conociese en persona.
Ella al principio no, pero después, a medida que su piel se convertía cada vez más en el lienzo del edén, sentía una fuerte atracción hacia él y a la vez iba perdiendo esos aires de superioridad que en su vida habían sido una constante.

La mujer estaba contentísima con el trabajo que Saúl realizaba diariamente en su cuerpo, pero en ningún momento se lo hizo saber. Ninguno de los dos quería que llegase el día en que el tatuador diese por terminada su obra, ninguno de los dos se lo había hecho saber al otro, pero el momento llegó:

-Ya está, ya tienes el edén en tú piel.-Dijo él mientras la miraba admirando su obra de arte. Ella se dirigió, desnuda como estaba, hacia el gran espejo de la blanca habitación. Sé sintió más bella que nunca. Él se le acercó por detrás sin perderla de vista en ningún momento. Le sorprendió que los labios de ella de repente besasen los suyos. Su ropa desapareció bajo las hábiles manos de Eva que dejó al descubierto el cuerpo virgen de tatuajes del tatuador y que contrastaba con el suyo. El gran espejo fue el único testigo del memorable encuentro. Doblaba la imagen de dos hermosas criaturas dejándose poseer por el preludio del baile del amor. Con suaves y a la vez desesperadas caricias, agotadas de esperar el momento más propicio, dibujaban sus pieles ansiosas de ser tenidas en cuenta. Mil veces se perdieron en el cuerpo del otro y casi sin aliento mil veces más fueron rescatados por ellos mismos. Jadeando, la noche se merendó al día. Jadeando, el día se cenó a la noche, hasta que saciados de tanto amor, separaron sus cansados y sudorosos cuerpos.

-Buen trabajo, Maestro.
- Gracias, Eva ¿Quieres una manzana? –Preguntó él.
-¿No tienes algo más por ahí? –Preguntó ella.

SOL-O-LUNA

Dedicado a HONEYROCIO

ES ASOMBROSO CUÁN COMPLETO ES EL ESPEJISMO DE QUE LA BELLEZA ES BONDAD.

TOLSTOI (1829-1910) Escritor ruso.

LA BELLEZA NO DIMANA DE UN CUERPO HERMOSO SINO DE LAS BELLAS ACCIONES.

TALES DE MILETO (624-546 a JC)
Filósofo, matemático, físico y político griego.


Fran J. Silvestre (SOL-O-LUNA)


http://www.loscuentos.net/cuentos/local/sol-o-luna/

Copla:

Copla:

Como infante, dí mis primeros y tambaleantes pasos en el mundo de las coplas, enamorada de este mundo que descubrí en un maestro "crazymouse", a él se las dediqué y su maravillosa pluma le dio vida.

"Detente ya caminante
tengo algo que no maltrata
un corazon abundante
y sin sueños de beata.

Y si de amarle se trata
buscaré lo que le acopla
quemando como fogata
su corazón con mi copla."
(HR)


"Con tu copla y tu fogata,
de mi caminar errante
no quiero ser caminante
porque el camino me mata.
De tus labios escarlata
quiero la miel y el rocío.
¿Por qué motivo, ángel mío,
nunca te pude olvidar ?
Al otro lado del mar,
mi corazón tiene frío."

(Crazymouse)http://www.loscuentos.net/cuentos/local/crazymouse/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cuento en copla. por Mauricio Omar Quiroz (elsantito)

Cuento en copla. por  Mauricio Omar Quiroz (elsantito)

El Santito está muy triste
Ha quedado solitario,
De este amor que mucho enviste,
Y es muy poco hospitalario.

Y es muy poco hospitalario,
Al florecer con furor.
A modo de dinosaurio,
Amé instintivo y sin pudor,

Pero era un amor virtual,
De aquellos sin alborada,
Clase de amor poco usual,
Que no me promete nada.

Que no me promete nada,
Porque el futuro es incierto,
Pero pidiéndole a un hada,
No me alejó de lo cierto,

No me alejó de lo cierto,
Pa’ no lucir vehemente.
Pidiéndole un futuro yerto,
Con mis promesas clementes.

¿Con mis promesas clementes?
Inquirió con gran tormento,
Dijo no tener en mente,
Mas que amar este momento,

Mas que amar este momento,
De amar, sin promesas vanas
No pidas más argumentos,
Ama con las mismas ganas.

Ama con las mismas ganas,
Dijo llena de emoción.

Mauricio Omar Quiroz (elsantito)

http://www.loscuentos.net/cuentos/local/elsantito/

“BIOGRAFÍA DE MUJER” por Maria del Rosario Alessandrini (lagunita)

“BIOGRAFÍA DE MUJER” por  Maria del Rosario Alessandrini (lagunita)

Mujer de pueblos,
que nace entre la flora,
entre la fauna, en la jaula de hierro y papel.
Mujer que vive entre el humo,
el alcohol, derrochando su belleza
sobre la llama del deseo,
entre la suave música del piano, del saxo.
Mujer traviesa, ardiente, enigmática,
lírica, esplendida compañera.
Mujer que avanza sola, sin ayuda, y con ella también
que lo puede todo, y lo pide también, que sangra enaltecida
orgullosa de ser llamada mujer,
suave, tierna, madre por sobre todas las cosas.
Mujer amante, virtuosa, enemiga de la traición,
mujer; que ser tan especial, que fluye con su Adán,
que Dios al mundo le cedió.
Hoy estás sobre él, con el orgullo, del amor
con la fe, y la mirada puesta sobre el futuro.
Mujer real audaz, genial compañera,
amiga, madre, hermana, bella ecuación,
biografía de mujer.


MARÍA DEL ROSARIO
ALESSANDRINI
http://www.loscuentos.net/cuentos/local/lagunita/

“SEMBRARE UN HUERTO EN MI SOMBRA” por (crazymouse)

“SEMBRARE UN HUERTO EN MI SOMBRA” por  (crazymouse)

Sembraré un huerto en mi sombra,
y en tu vereda un jardín
donde plantaré un jazmín
con el que te haré una alfombra.
Y aquél que apenas te nombra,
porque se olvidó de ti,
sentirá celos de mi
que nunca tuve tu amor
y me robará la flor
que yo jamás conseguí.

http://www.loscuentos.net/cuentos/local/crazymouse/

El Entierro por J. R. Van Ooyen (joaqledo1)

El Entierro por J. R. Van Ooyen (joaqledo1)

La amo pero como todas las parejas también tenemos nuestras diferencias. Aún cuando estamos peleados yo sueño con ella... es muy femenina y hermosa.

Anoche discutimos, suelo ser inflexible a veces y muy tozudo en mis enclaves.
Agarró las llaves de mi carro y se largó. Llovía a mares y hacía mucho frío.

- Hablemos, no te vayas es peligroso que conduzcas ahora... ¡¡¡ Por favor!!!
- No quiero hablar. Siempre discutimos las mismas cosas – Dice mientras abre la puerta del garaje.
- Perdona pero eres tú la que siempre abre las heridas y jamás dejas que cicatricen.

Abre la puerta del carro, lo enciende y se va...

Voy cerrando la puerta del garaje y veo las luces de freno encenderse antes de coger la carretera.
Tengo un mal presentimiento. Cuando nos peleamos no puedo dormirme pero hoy siento, además, como una opresión en el pecho. No debió irse con esta tormenta.

Martes, tres de la mañana, llamo a su celular, no contesta, lo apagó.
Mi bebota preciosa, estoy mal, estoy preocupado, pudimos haber hablado.
Poco a poco siento que me voy durmiendo, cierro mis ojos y descanso un poco.

Seis de la mañana, suena el teléfono, alguien me alerta que debo acudir de inmediato a una dirección.
Estoy lento, no sé que me pasa. Me doy un baño, me cambio de ropas y llamo un taxi.

El taxi se detiene a las puertas del cementerio...
- ¿Señor, por qué se ha parado aquí?
- Es la dirección que me dio – Responde mirándome por el espejo.
- ¿Está seguro que es aquí?
- Muy seguro... es aquí. – Confirma.

Los ojos se me llenan de lágrimas, algo malo presagio.
- Debe ser una broma de mal gusto por eso no se identificó quien llamó. – Pienso mientras pago y me bajo.

Entro al cementerio y veo a un grupo de enterradores llevando un ataúd hasta una fosa recién abierta.
Miro desde la distancia y me siento aterrado pero a la vez atraído, me acerco.
Es temprano, hace frío, una niebla espesa cubre la fosa, parece salirse por los bordes y avanza a la altura de los pies.
Ahora ponen unas correas atravesando la tumba y la aseguran a un dispositivo con motor eléctrico. Ponen encima el ataúd.
- ¿Por qué no hay nadie? ¿Dónde están sus deudos?

Estoy por preguntar a quién están enterrando cuando veo algo sobre el féretro...

- ¡¡¡¡NOOOOOOOOOOOOO MI AMOOOOOOOOORR!!!!

Está la foto que nos sacamos en aquél parque de diversiones y que tanto me gustaba por su bella sonrisa. Solo ella podía tener esa sonrisa resplandeciente como un sol...
Yo tengo una en mi cartera y ella llevaba otra en su porta documentos.

- ¡¿Qué va a ser de mí sin ti “cosita preciosa”)!

Lloro desconsoladamente mientras la urna desciende lentamente.

Dos mujeres con vestidos negros ceñidos al cuerpo, tacos altos, capelina con velo y guantes de seda, todo en negro, se acercan.

Paradas al otro lado de la fosa miran bajar el ataúd. Una de ellas saca un pañuelo y seca sus lágrimas. Cuando este llega al fondo ellas vienen hacia mí y se ubican una a cada lado.
Miro a la que está a mi izquierda y le pregunto su nombre.

- Tristeza - Me responde

Levanto su velo y veo su rostro tan hermoso, su naricita roja, sus ojos llorosos y su mirada profunda. No deja de mirarme y se acerca lentamente mientras va quitándose un guante, me abraza, observa mi rostro con detenimiento, recorre con su dedo mis facciones, va delineando mis labios con el índice, se aproxima y se detiene un instante frente a mi boca, siento su respiración y un perfume a carmín, sus ojos se van cerrando y me besa.

No entiendo nada, la miro desconcertado y dos lágrimas resbalan por sus mejillas. No dice nada... solo me mira.

- Tristeza, presiento que vas a quedarte mucho tiempo conmigo.

Ella va a decir algo cuando es interrumpida por la otra a mi derecha... que la aparta de mi.
– No, sólo yo me quedaré contigo.

Levanto su velo y veo un rostro bellísimo. Sus negros ojos contrastan con la palidez de su piel.

- Debo advertirte que yo sigo amando a Laura. – Le digo y la miro profundamente.

Ella no responde... sonríe. Sale de mi lado, se ubica a mi frente, ajusta mi corbata, acomoda mi solapa y me dice: - ¿Vamos?
- ¡Perdón! ¿Quién eres tú?
- Soy la que te ama desde siempre, la que te quiere a ti, la que te esperó cada día, la que padeció por no tenerte, la que vino a buscarte...
- ¿Pero qué te pasa, acaso no ves mi dolor? ¿Quién eres? Creo que te he visto antes... ¿Nos conocemos?

Los sepultureros volvieron, están colocando la lápida, la niebla no deja ver bien... hasta que por fin se disipa un poco ¡¡¡NO PUEDO CREERLO!!!

- Sucedió el martes, hoy es jueves, Laura no sabe nada y va a cenar con sus amigas... ¡Si te vieras la cara...! ¿Ya sabes quien soy, verdad? – Me dice.
- Sí, ya sé...
- ¿Tienes miedo?
- Bueno, sí, un poco... ¿No dan permiso para despedirse o sí?
- No, lo siento ¿Qué querías decirle?
- Quería que supiera que yo la... Bueno, que yo... ¿De qué serviría ahora?... ¡Vamos!


http://www.loscuentos.net/cuentos/local/joaqledo1/

“Prohibido” por Maria Magdalena Gabetta (gmmagdalena)

“Prohibido” por Maria Magdalena Gabetta (gmmagdalena)

Somos un par de pajillas
sobre el mar bravío de
los sentimientos
Dos náufragos de vidas pasadas
Dos desesperados que se encuentran
encadenados con el pensamiento
¡Prohibido enamorarse! nos gritamos
y no tomamos de las manos
¡Prohibido ilusionarse!
y contamos estrellas sentados
en el balcón de la noche
¡Prohibido acariciarnos!
y los ojos se nos pegan en el
dulce terciopelo de cada
rincón de nuestros cuerpos
¡Prohibido desearnos!
y el corazón se nos hace nido de
pasiones que íntegros nos recorren
provocándonos orgasmos.
Prohibimos lo prohibido
y juntos nos extraviamos
náufragos en el mismo mar
dos desesperados..

María Magdalena

http://www.loscuentos.net/cuentos/local/gmmagdalena/

Imaginación por Maurice Berger (castillo)

Imaginación por Maurice Berger (castillo)

(Basado en Girondo)
¿Quién me ordenó quedarme en este pueblo perdido de Dios?

¡Ha de ser tan lindo embarcarse en una fragata!

Durante las noches de luna, los marineros nos reunimos sobre cubierta. Algunos tocan el acordeón, otros acarician una mujer de goma. Yo fumo mi pipa en compañía de un amigo.

El mar me ha endurecido las pupilas. He visto demasiados atardeceres.

¿Con qué puerto, con qué ciudad, no me he acostado alguna noche?

¿Las velas serán capaces de brindarme un horizonte nuevo?

Un día en que la calma ya sea una maldición, bajaré a mi cucheta, me desanudaré el pañuelo de seda y me ahorcaré con una trenza de mujer.


http://www.loscuentos.net/cuentos/local/castillo/

“Cielo” por Vicente Arce (--vincho--)

“Cielo” por  Vicente Arce (--vincho--)

Cuando era niño acostumbraba mirar al cielo por diversos motivos; tumbado en el pasto buscando formas a las nubes, desde la ventana de mi habitación contando estrellas, sentado en la playa, encontrando el punto exacto de la frontera en que dejaba de llamarse cielo y comenzaba a llamarse mar, tras una ventana viéndolo llorar o enfurecerse, o compartiendo su colorida e invertida sonrisa; papá también tenía que ver con el cielo, la misma infancia me daba una imagen difusa de su trabajo, sabía que trabajaba en aviones, solo eso, y no importaba, era lo único que necesitaba saber, así que también volteaba hacia arriba al escuchar el estridente ruido de las tripas de alguno de esos animales mitológicos, esperando verlo montado en alguno, sin importar el destino o el tamaño; extendía la mano para saludarlo...

-incluso creía que algunas veces llegó a corresponder la atención-.

Al paso de los años, el recorrido por escuelas y aulas de clase, libros y maestros, tareas, fórmulas y exámenes, los conocimientos adquiridos depredaron los terrenos de la imaginación; por tal motivo ahora sé que las formas de las nubes son estructuras asimétricas altamente complejas cuya conformación depende de la conjunción de un gran número de factores atmosféricos, que la geometría denomina sus formas como fractales, dejando de ser trenes, dragones, caballos o caras para ser solo formaciones de agua evaporada en formas asimétricas; que las estrellas que veía, no son los Reyes Magos en la víspera interminable del 6 de enero, que ya están ordenadas en constelaciones, que se cuentan por billones, que son astros incandescentes lejanos que generan luz propia que tarda varios miles de millones de años en llegar a la Tierra, que poseen casi todos sus respectivos sistemas planetarios; también sé que el mar no es un universo húmedo que guarda reinos con reyes y guerreros, leviatanes fabulosos; éste quedó reducido solo a un manto acuífero salado, cuna de la vida, en forma de bacterias microscópicas, que cubre más del ochenta por ciento del planeta.

El cielo ha dejado de ser el gran escenario universal y eterno, la pantalla mágica que pasaba de azul a gris, de rojo a negro, donde siempre había algo que ver, como el nado de las aves y de los insectos, el paso furtivo de monstruos, y, si se ponía mucha atención, a superman como un manchón carmesí con la prisa propia de quién va a salvar el mundo; no, el cielo es una conformación de gases, donde imperan el oxígeno, el hidrógeno, y el dióxido de carbono, se divide en capas, que envuelven al planeta, que existe un agujero en ellas producido por el uso indiscriminado de sprays por donde se cuelan rayos ultra violeta que provocan diferentes tipos de cáncer; que su llanto y su enfurecimiento es resultado de un fenómeno físico-eléctrico provocado por factores atmosféricos, vientos, frentes fríos, acumulación de agua, diferencias de temperatura, choque de electrones e iones, lo que resulta en la llamada precipitación pluvial pudiendo ser ligera o abundante, y que, dependiendo también de condiciones celestes, al haber luz solar, ésta incide en la humedad de la estratosfera haciendo las veces de prisma y defractando la luz en los tres colores primarios y sus cuatro primeras mezclas, generando así otro fenómeno óptico llamado arco-iris, donde de ninguna forma sirve de camino a Asgard, ni está el majestuoso Odín sentado enfurecido contra de su hijo Thor en un trono de oro, y ni pensar que a su final encuentras una olla con monedas doradas y un duendecillo de mal humor cuidándola...

Ah, también supe que mi padre fue jefe de mecánicos de aeronaves ejecutivas, y que ahora es socio de un modesto hangar donde se brinda servicio a aviones privados.

Así entonces, la edad y la escuela han venido minando mi inocencia y mi forma de ver las cosas, dándome menos motivos para ver al cada vez más científicamente explicado cielo; sin embargo, el mismo estridente ruido del monstruo mitológico rampante aún me hace ver hacia arriba, y tengo el impulso de levantar el brazo y saludar a papá, afanando la vista para ver como, sonriendo, corresponde la atención.


http://www.loscuentos.net/cuentos/local/--vincho--/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

"El cortejo y la seducción" Carlos, Piratazul, Guatemala

"El cortejo y la seducción" Carlos, Piratazul, Guatemala

Hoy despierto al grito popular
de mis sentidos enervados
soberbios los instintos
clamando por ti

¿Dónde estas?

Que donde he estado preguntan
cuando tus ojos me flanquean
en pie de guerra
a distancia de un beso

Mis manos reclaman abrumadas
por tanta emoción reprimida
ahogada adormecida
a centímetros de estrujarte y
penetrar la atmósfera de tu piel
de tu calor de tus aromas
rompiendo abrupto con tus temores
en atracción gravitacional de tus deseos

Todo en mi interior clama tu nombre
reclama a grito partido
para derrocar al tirano
que cohíbe la libertad del culto a ti y
la capacidad de expresión
que ha evitado en tantos instantes mágicos
que te devore a besos

Mis dedos añoran recorrerte
mis labios absorberte
mi cuerpo transmutar
en danza con tus caderas
al ritmo de nuestros cánticos guturales

…Al amanecer
mi corazón se unió al reclamo
con poesía apasionada cantó
a tus ojos sensuales encendidos
de tu alma transparente entre expresiones
a tus manos dibujadas tomando las mías
de los deseos desnudos que te sonrojan
a la poción en tus palabras que me trastornan
de la piel de tu rostro acariciando el mío
a la caricia de tus uñas descarnando mi pasión
y al sentir agónico en tus abrazos…

En ese instante fugaz cesaron los clamores
y en silencio
suspiros y temblores convulsos
¡Au!

Y ahora que me lo pregunto
no se como voy con el cortejo…
si ya es momento de tomarte con mis manos o
si es momento de entender
que hace tiempo que caí en las tuyas …

Carlos

http://www.loscuentos.net/cuentos/local/piratazul/

Letras de canciones


ricardo montaner lyrics


song lyrics

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres