Blogia
Ecos Del Alma

El Amor y el Querer

El Amor y el Querer se encontraron una vez. No tuvieron necesidad de presentación, pues se conocían de oídas.
El Amor hablo primero.
-Tenia deseos de conocerte, ¡Oh, Querer! Porque había escuchado muchas historia de lo que haces sufrir.
-También yo quería conocerte, ¡Oh, Amor! – Contesto Querer. - ¿Qué mal he causado? ¿Te crees único, poderoso y que solo tú causas el bien?
¡Oh, eterno y gran señor!
- ¡Caramba! ¡Gracias por los halagos! – Contesto Amor sabiendo que Querer trataba de ofenderlo y buscar peleas, pero amor no sabia de odios ni guerras.- Veo que me conoces y has oído de mí, como dices, soy “Único”, porque vengo de la fuente y soy la fuente misma… ¡Soy Dios!
- ¡Caramba, Caramba! ¿Además eres Dios?- Interrumpió Querer.
- ¿No sabias que Dios es Amor? Soy parte de El, soy la fuerza que mueve todo cuanto creo, estoy en cada una de sus obras, en el azul del cielo, en millones de estrellas, en una madre, hasta en ti, solo que aun no eres completo.
- Veo que te crees perfecto.- Dijo Querer- Pero te equivocas al llamarme incompleto, soy más famoso que tú y mucho más diverso, a mí me usan en muchos deseos, ¡Ja, ja, ja!: quiero comer, quiero dinero, quiero esa rubia, en fin amor, Yo soy mi propio rey y Dios, no necesito de tontas fuentes.
¡Soy famoso y muy versátil!
- ¿Tonta fuente?, pobre Querer, ¿A caso no sabes que mueres en cada deseo cumplido, que tu vida es corta?
Eres como bien dices tan versátil o voluble que te usan y luego te olvidan, estas tan poco tiempo en sus corazones o pensamientos. Tu poderío y popularidad son efímeros.
Solo dejas vacío y tristeza, tus victimas se dan cuenta entonces de lo vano que eres y es allí que buscan la verdad y esa mi amigo solo yo la doy. Mi poder es inmenso, porque doy todo a cambio de nada, no ofrezco riquezas, placeres pasajeros, ni busco aplausos, me entrego y mi mayor recompensa es salvar y ver feliz lo amado. No amo con el cuerpo, amo con el espíritu.
Di la mayor prueba de lo que soy…
Por amor a la humanidad di a mi propio hijo, Jesús. Y aun fui mas lejos, el mundo no supo agradecerlo, lo crucifico y aun en esa tremenda agonía, estuve allí cuando dijo: “Padre, perdónalos que no saben lo que hacen”
Eso Señor Querer… ¡Eso es AMOR!
-¡Basta! ¡No digas más! – Interrumpió Querer con rostro compungido.- No puedo medir mi poder contigo… ¡Tu ganas!
Y llorando de despecho, Querer corrió a buscar refugio en el regazo de su familia:
Su madre: Pasión,
Su padre: Voluble
Sus Hermanos: Apetecer, Fantasía y Vacío.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres