Blogia
Ecos Del Alma

En busca de justicia

En busca de justicia No puedo olvidarlo, es un recuerdo imborrable como a la vez muy terrorífico.
Vuelve a mi mente una y otra vez ese momento, el momento que cambio mi vida,
el recuerdo de cuando descubrí esa mirada, ese oteo de aquel secreto, terrible, incierto y devastador.
Me vi en el reflejo de aquel espejo, mire mis ojos y sentí el abismo que ocultaba, era mi imagen y no era yo, era un pasado que me poseía, un fantasma que buscaba terminar la historia y cumplir su venganza. Era yo y no lo era, era una vida pasada, una muerte temprana en manos de aquel ladrón de vida. Se adueñaba de mí en busca de él, en busca de justicia que permitiera su descanso, este fantasma tomaba mi cuerpo, permitiéndose ser ella ahora. Tenía miedo pero debía dejarla vivir en mí, solo así ella moriría tranquila, desde ese instante fui ella, habito mi cuerpo, gobernó mi vida.
Pasaron varios meses y empezaron a creerme loca, yo solo buscaba y era mi búsqueda
un calvario, caminaba por senderos desconocidos, miraba un mundo que no reconocía pero que para ella era familiar, poco a poco sentía que me acercaba más y más al inicio, a la fuente y allí estaría la justicia tan ansiada.
Entré a un bar, mire y allí estaba, ¡el asesino!
Con temor me acerque. Ella no temía, era implacable.
-Hola Roberto- me miro, buscando en mi algo que le dijera quien era.
-¿Te conozco? ¿Quién eres?- mi rostro le era desconocido, más no su ser.
-Tu pasado, ¿Ya lo has olvidado? Aquella que mataste, quien por amor destruiste.-
-¿Quién eres? No te conozco y no he matado a nadie. ¡Estas loca!-
-¡Mírame!, soy yo, Sofía- le dije mirándolo a los ojos y en ese momento lo supo, él sin poder explicárselo lo sentía, vio la muerta en otro cuerpo. Llevándose las manos a su pecho quiso dejo escapar un grito de terror que murió en su boca, fulminándolo, su negro corazón no resistió, la muerta volvía por justicia.
Lo vio caer y lentamente se alejo de aquel sitio mientras se acercaban a socorrerlo, oyó al alejarse una voz que decía:- Pobre hombre, murió de un ataque del corazón.–
Miré mi reflejo y después de muchos días vi por primera vez mi propio ser.
Camine al presente y ella abandono mi vida. Descansando en paz.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres